diumenge, 23 de desembre de 2012

Alejo Cuervo: un pionero en la Marca Hispanica de la fantasía y la ciencia ficción

Alejo Cuervo: un pionero en la Marca Hispanica de la fantasía y la ciencia ficción

"El realismo lleva implícito un mensaje muy peligroso: que existe una forma única y correcta de contemplar y entender el mundo. Como contrapartida, los «friquis» (me niego a adoptar la ka) estamos acostumbrados a vivir en territorio metafórico y, para nosotros, es casi automático entender la misma realidad desde distintos puntos de vista."
Alejo Cuervo


Para terminar el año este blog, el autor del cual se encuentra retirado en sus cuarteles de invierno,  tenemos el orgullo y la satisfacción de tener con nosotros a Alejo Cuervo, el editor de George Martin en España, activista social a fuer de librero y empresario pionero en el mundo de los roles y las letras. Un hombre que, como buen héroe, se ha forjado su destino a contracorriente pues Gigamesh empezó siendo un sueño y ahora es una realidad que navega viento a favor en tiempos de crisis. Y todo esto sin renunciar a ser uno mismo y hacer lo que a uno le gusta, que no es poco.
Este blog empezó también como una idea, una chispa de inspiración en medio de una bulliciosa clase de filosfía en un instituto de Igualada, cerca de Barcelona. El autor ha visto como el "dragoncito" ha ido creciendo de mano de las musas y la lectura de los primeros volumenes de George Martin. Queda mucho por explorar, aunque cada vez menos pues Canción de Fuego y Hielo va alejandose del Logos para sumergirse en el Mito y la fantasía. Y como decía el filósofo Ludwig Wittgenstein de lo que no puede hablarse es mejor callar. Y esto empezó como "terapia y divertimento" y así quiere seguir. Hemos conocido a gente, compartido ideas y puntos de vista, también alguna divergencia, lo cual no puede ser más satisfactorio pues la filosofía es ágora, libertad de opinión o se convierte en dogma, caverna y cárcel del alma.

Feliz Navidad y feliz Saturnalia!!


ENTREVISTA  A  ALEJO CUERVO RIEGER, librero y editor de Ediciones Gigamesh y “descubridor” en España de Canción de Hielo y Fuego de G. Martin

George Martin y Alejo Cuervo
Ante todo le agradecemos su amabilidad y facilidades para esta entrevista para el blog Juego de Tronos y la filosofía que trata de poner en relación la obra de G. Martin con la tradición cultural, literaria y filosófica occidental que va desde el Gilgamesh y la Ilíada hasta la actualidad, pasando por la tradición artúrica o la historia medieval europea y en especial anglosajona. De joven, el autor de este blog acudía a Gigamesh en peregrinación desde la Cataluña profunda para descubrir aquellas novedades que empezaban a acercar el rol y la fantasía a nuestro país, ya fueran en español o en inglés –lingua franca de la fantasía y la ciencia ficción-. Ese era un momento mágico y especial. Un ritual que se repetía una vez al año junto a otros “pioneros” del rol y el friquismo de base.

¿Desde tu posición privilegiada, como profesional y a la vez como aficionado como  valoras, en general, el cambio de la fantasía y la ciencia ficción, el rol y los wargames en España durante los últimos 20 años?

Podría decir, rápido y mal, que ha conquistado el mercado. Lo que antes era una rareza, ahora se ha convertido en referente natural para toda la juventud; hoy en día, el raro es el que no consume estas cosas.

En mi caso, este cambio se ha traducido en una toma de postura más agresiva a la hora de defender las virtudes del fantástico. Antiguamente postulaba que tenía tanto mérito como el realismo, y defendía sus valores ante el menosprecio generalizado que sufría. Ahora digo directamente que el realismo es pernicioso, y lo digo totalmente en serio. El realismo lleva implícito un mensaje muy peligroso: que existe una forma única y correcta de contemplar y entender el mundo. Como contrapartida, los «friquis» (me niego a adoptar la ka) estamos acostumbrados a vivir en territorio metafórico y, para nosotros, es casi automático entender la misma realidad desde distintos puntos de vista. Estamos mejor preparados para enfrentarnos a los conflictos que las personas formadas en los valores del realismo. Habla con cualquier responsable de recursos humanos y te confirmará que los friquis son siempre el personal menos conflictivo y más adaptable a los cambios. Y eso, huelga decirlo, es un valor cada vez más importante en los tiempos que corren.

¿Gigamesh ha visto como la zona de Arc de Triomf y Passeig de Sant Joan se convertía en la “milla de oro” del friquismo barcelonés. En vez de ir a menos habéis ido a más. Como se consigue esto ya que muchas veces los pioneros en un negocio no son los que se llevan la mejor parte?

Bueno, tiene nombre oficial hace tiempo: es el Triángulo Friqui de Barcelona. La diferencia principal que tiene con otras concentraciones friquis de otras ciudades es que en el Triángulo Friqui cada comercio ha optado por una especialización muy marcada, en lugar de intentar vender lo mismo que el vecino. Y por ello, el conjunto ha conseguido ser superior a la suma de las partes. A mí personalmente siempre me ha alegrado ver que abrían nuevos establecimientos en la zona, y espero que no decaiga.

¿Para un editorial como Gigamesh que ha supuesto, en cifras y difusión, un bombazo como ha sido Canción de Hielo y Fuego? ¿Cómo empezó Gigamesh y la editorial?


Ha sido una verdadera locura. Bueno, no: todavía lo es, y todavía estamos intentando adaptarnos. Antes del estreno de la adaptación de la HBO teníamos ya problemas con el crecimiento de ventas de la serie, y cuando se estrenó... las ventas se multiplicaron por diez. En una época en la que no existe financiación para nadie. Tuvimos que encajar ese crecimiento exclusivamente con nuestros propios recursos, que eran muy limitados. Las quejas del mercado fueron épicas, pero creo que en realidad también nos beneficiaron. En la actualidad llevamos vendidos más de un millón de libros de la serie en España, y hemos conseguido que no decaiga la demanda.


"El cubil del Dragón"
Todo empezó con un puesto de venta de libros que conseguí en el mercado de San Antonio durante mis días de estudiante. La librería la fundamos mi ex y yo en 1984, y abrimos con el mismo género que teníamos en el stand de la feria del libro que finalizó el día antes de la apertura... compartiendo el local con mi señora madre, que abrió una tienda de cerámica. Recuerdo que al principio vendíamos más las mañanas de domingo en San Antonio que en la librería durante toda la semana. Fue muy duro, desde luego. El ritmo cambió cuando empezamos con las importaciones y a ofrecer género que no se encontraba en otros comercios. Reformamos el local, nos quedamos con la parte de mi madre y empezamos a crecer a buen ritmo y de forma consistente.

En paralelo a toda esa actividad estuve colaborando con Ediciones Martínez Roca como asesor para fantasía primero y luego también para ciencia ficción, colaboración que llegó a su fin poco después de que la editorial fuese adquirida por Planeta. Un par de años después puse en marcha la línea editorial encargándome de todo desde la librería; los ocho primeros títulos de la colección los produje en solitario, y a partir de ahí entró la primera persona que desempeñó su trabajo específicamente para la editorial y que, a día de hoy, sigue a cargo de la producción.

¿Cómo contempla G. Martin el “monstruo” que ha creado y que le va a sobrevivir?

Emocionado y feliz por el éxito, desde luego, por mucho que también le esté costando copar con algunos aspectos de todo lo que entraña semejante popularidad. Pero creo que lo más importante es lo que tú mismo señalas en la pregunta: es perfectamente consciente de que su obra lo va a sobrevivir y que sus lectores futuros lo juzgarán por la calidad y no por el tiempo que se haya tomado para escribir cada una de las entregas. Siempre esgrime ese argumento para tomárselo con calma y desestimar la presión, y a mí personalmente me parece el mejor de los síntomas.


¿En tu opinión que es lo que hace de CHYF un hito en la literatura fantástica y que haya podido capturar a tanta gente, rompiendo el target natural de los libros de fantasía épica?

Snow y Fantasma en el Muro, uno de los iconos de la saga
Se suman numerosos factores, aparte de la calidad intrínseca de la obra, y desde mi punto de vista hay dos que son especialmente relevantes. Por un lado, la convicción de la escritura: está claro que no menosprecia el género y que se lo toma tanto o más en serio que sus lectores, cuidando todos y cada uno de los detalles. Y por otro, la subversión de expectativas. Cuando empezó con la serie había recabado diez años de experiencia como guionista y productor en Hollywood, que sumaba a todo el oficio adquirido durante su carrera de escritor de ciencia ficción, terror y fantasía. Conoce como nadie todas las convenciones y mecanismos de gratificación de los géneros, los explota a conciencia y, en última instancia, los subvierte, dándoselas con queso al lector. Y eso produce una experiencia endiablada: nunca sabes por dónde te va a salir y, cada vez que logra sorprenderte, te restriega por la cara algún truco del oficio: «No, no pienso dejarte disfrutar con ese recurso tan zafio. Sigue leyendo», parece comunicar después de ponértelo todo patas arriba.

¿Crees que la experiencia de Martin en el cine es lo que ha permitido que haya creado un producto que se ha adaptado como un guante a la televisión o es mérito exclusivo de HBO?


Él explica que acabó harto de Hollywood por la ingente cantidad de trabajo que producía y nunca llegaba a ver la luz, así como de tener que escribir con restricciones de presupuesto. En particular, cuando encaró las novelas, se desahogó adoptando un formato parecido pero sin tener que preocuparse por el presupuesto. El problema fue de otros después, y él es el primero en reconocer todo el mérito de la HBO, que tiene ahora que lidiar con toda esa complejidad nada comedida. Sintonizó de maravilla con los responsables del proyecto y está encantado con ellos, involucrándose con la producción de la serie hasta donde se atreve: el guión de un capítulo por temporada. Y no está mal qué capítulos ha venido eligiendo...

¿Qué piensa Martin del fenómeno en España? Cual es el país, aparte de EEUU, que ha mostrado más fervor por la obra de G. Martin?

Martin se siente especialmente bien acogido en España y su obra funciona, proporcionalmente, mejor aquí que en ningún otro mercado, a veces creo que incluso en su de mercado de origen. Los últimos datos de venta de los que dispongo, que no sé hasta qué punto están actualizados, eran de quince millones de ejemplares vendidos en todo mundo. Un millón de quince para España es una exageración, y no tiene precedentes en el ámbito del fantástico.

Los libros han funcionado especialmente bien en todo el mercado anglosajón, en Alemania y en Brasil, y están arrancando fuerte en México y Argentina. Sospecho que la calidad de las traducciones tiene mucho que ver con los resultados, y es de suponer que  aquí estemos capitalizando todo el mimo de producción que hemos venido volcando en los libros a lo largo de los años y que, de forma consciente o inconsciente, se transmite al lector.


El Papa Alejo, alter ego de
Alejo Cuervo en Fanhunter (Cels Piñol)
¿Tengo entendido que hay ediciones diferentes de CHYF en Latinoamerica. No lo edita Gigamesh para los otros países de habla hispana?

En Latinoamérica los edita Random usando nuestra traducción (y nuestra maqueta), y están muy contentos con los resultados, en particular en México y Argentina, pese a que quedan aún a cierta distancia de los españoles. Me imagino que es consecuencia de que ellos han entrado en esos mercados de la mano de la serie de la HBO, mientras que aquí teníamos una base ya desarrollada de fans activos cuando llegó el estreno. Asimismo se editan, usando nuestra traducción y maqueta, en el propio mercado estadounidense (El home market yanqui en castellano), bajo el sello Vintage, también del grupo Rándom.

¿Es cierta la “leyenda” que Gigamesh compró por solo 4.000 euros los derechos de la obra de Martin (entera) al español? Si es así son los 4.000 euros más rentables de Gigamesh?

Huy, no es exacto, pero algo hay de eso. La negociación se cerró en 5.000 dólares de adelanto para el contrato original de la primera novela. Esa cantidad se paga a cuenta de las ventas, y luego toca liquidar royalties por lo vendido, así que tampoco supuso la bicoca que podría parecer según como se explique. Los derechos que tuvimos que pagar por cada una de las entregas sucesivas crecieron conforme crecieron las expectativas de venta, evidentemente, y en algún caso llegaron a suponer verdaderos problemas de financiación. Con todo, el estreno de la adaptación televisiva ha convertido todos esos números en ridículos, y desde ese punto de vista sí puede decirse que fue un chollo estar embarcado en un negocio de esa magnitud con una inversión previa comparativamente pequeña.

¿En tiempos de crisis galopante, Gigamesh ha encontrado su camino? Que puedes decirle a la juventud para darle ánimos en los tiempos que corren?

Desde luego, no podemos quejarnos. Están cayendo chuzos de punta y a nosotros nos va mejor que nunca. Ahora tenemos medios para planificar estrategias a largo plazo y estamos en ello, aunque vayamos pasito a pasito.

¿Mi consejo para los jóvenes? Primero, que no se dejen tangar, que se sumen a la protesta y a cualquiera de los frentes que se han abierto para poner freno a la estafa que nos aqueja. Nada de agachar la cabeza, que esto es escandaloso. Nos afecta a todos, pero sobre todo a su futuro, y no hay que desfallecer. Toca dar la vara siempre que se pueda y en todo lo que se pueda.

En lo personal y lo profesional, que lo encaren todo como un proceso de aprendizaje permanente y que eviten la toma de decisiones basada en objetivos a corto plazo. En cualquier tipo de actividad, la actitud perfeccionista y la disposición a aprender de los errores acaban siendo siempre lo más rentable.

¿Por último, el Papa Alejo puede contar a alguno de los numerosos lectores del blog cuales son los siguientes planos de “dominación mundial”  de Gigamesh?

Alguna que otra cosa hay, sí. Si encuentro el local adecuado en el Triángulo Friqui, me plantearía muy en serio comprarlo y montar una auténtica gigalibrería con cara y ojos. También estoy estudiando opciones de insumisión fiscal para bloquear el pago de impuestos hasta que dimita el gobierno de Rajoy, que lo que viene haciendo esta gente es el mayor fraude democrático que se ha perpetrado en toda la historia de la Unión Europea. Tengo la mala costumbre de mojarme en todo lo que hago, y la situación que estamos viviendo me subleva. Se van a enterar estos... (Mwahaha!)

¡¡Muchas gracias!!

;)

La Mano del Rey

dijous, 8 de novembre de 2012

Tullidos, bastardos y cosas rotas

Tyrion Lannister y el Filósofo-Rey de Platón

"Porque cuando un particular o una polis no saben discernir en este punto, terminan por utilizar de forma inconsciente cojos y bastardos ya como amigos, en un caso, ya como gobernantes en el otro."
Platón, La República, Libro VII

"-Y que hareis, entonces, señor, ahora que sois la Mano del Rey?-preguntó Shae  mientras él tomaba la carne flácida de sus pechos con las manos.
-Una cosa que Cersei no se espera -murmuró Tyrion bajito en el esbelto cuello de la chica-. Haré... justícia."
Choque de Reyes


Platón
Menudo festín filosófico el de Tyrion en los capítulos de Desembarco del Rey. Desfilan por ahí, especialmente en los diáologos con Varys, pinceladas de Hobbes, Maquiavelo y la sombra del "Eterno" Platón y su Filósofo-Rey. Ni que decir tiene que Platón habría desechado a Tyrion por su cojera, como podemos leer en el fragmento de arriba, y eso que decía que la belleza estaba en el interior. Platón, filósofo contradictorio, progresista y "facha", brillante y tenebroso, antorcha y caverna (Santiago Navajas dixit). Pero sin duda Tyrion representa como nadie la nueva virtud (areté) que Sócrates y Platón lucharon por imponer: el de la sabiduría como herramienta de control de la fuerza del guerrero y de la sociedad, la hegemonía de Gramsci. Es el inicio del error, de la gran mentira de la filosofía como dijo Nietzsche. Tyrion y su grupo de matones, tan alejados de los guardianes amables que proponía el griego. ¿Tyrion Filósofo-Rey (el jefe de la Polis-estado propuesto por Platón)? Quizás suene exagerado.
Cersei y Jaime Lannister
   Aunque sin duda vemos en Tyrion esa lucha contra la belleza de Cersei, esa belleza que tanto exasperaba a Platón porque distraía de la verdad de las ideas. La belleza de Helena de Troya que había causado la ruina de un reino y una guerra terrible ("la guerra por el coño de Cersei" que decía Jaime Lannister). ¿Pensaba Martin en esto? Acertijos en la oscuridad... Platón proponía un estado con 3 clases: los filósofos, cuya mayor virtud era la sabiduría (Tyrion encarna sin duda el papel), los guardianes, que són hábiles en combate, hombres de plata, o sea Jaime Lannister, Bronn y la "peña chunga" de Harrenhall, y el pueblo, o sea los currantes que deben trabajar para mantener a los demás. Clavadito a la sociedad medieval si cambiamos a los filósofos por los clérigos de, pongamos, El Nombre de la Rosa.


Tyrion y Cersei Lannister
 La Justícia, virtud suprema, era el objetivo del Filósofo-Rey; concretamente este debía "traer" a la ciudad terrestre la Justícia del mundo de las ideas (se me ha colado por ahí San Agustín de Hipona). Para Platón, Ley no es igual a Justícia, puede serlo si es correctamente aplicada. Hay justícia cuando cada uno de los estamentos hace lo que le corresponde. Para Cersei, el poder es poder; para Tyrion, y probablemente para Lord Varys, el poder es un medio para llegar a un fin: la Justícia. ¿Y que diría Tywin Lannister a todo esto? Nos vemos en Tormenta de Espadas. Platón también habla de los bastardos. Dejaremos a Snow tranquilo en el Muro...
 
 
 
La Mano del Rey


dimarts, 6 de novembre de 2012

Religiones de Poniente I

Los Siete y Carl Gustav Jung: arquetipos y politeísmo pagano

"El Guerrero era Renly, Stannis, Robb y también Robert, Jaime Lannister y Jon Nieve. Por un instante incluso le pareció ver a Arya en los surcos"
Choque de Reyes



Virgen María, arquetipo
de la madre
En un mundo fantástico una de los elementos más importantes es el de la religiosidad, ya sea popular como la institucional. Uno de los puntos clave para dar veracidad al relato es el tratamiento de lo sagrado. En general, es fácil caer en un camino trillado ya que la fantasía tiene un punto débil: no es verdad pero tiene que parecerlo. Un simple velo basta para ocultar un cuerpo y un simple rasguño y el hechizo se desvanece. La religión en la fantasía debe parecer verdadera, sin poder ser una còpia de la história verdadera. Tolkien optó por un politeísmo de influencias cristianas y platónicas. El Mal surgía de una desviación del Bién. Los orcos eran elfos corrompidos, y los hombres, Dunedain venidos a menos... Tolkien sucumbió al hechizo de Platón al concebir el mundo como una caída, al describir la Tierra Media como la cópia mala de un mundo perfecto creado por los Valar y corrompido por Melkor del cual  se salvaban apenas un puñado de Hobbits. Todo muy San Agustiniano (Civitas Dei).
Catelyn Stark, madre y a la vez arquetipo de la madre
   

 En Martin nada de esto detectamos. Hay varias religiones, dioses antiguos de raíces animistas, los Dioses nuevos y las sectas monoteístas en ascenso. Ninguna parece la  "mala cópia" de nada, solo en Melisandre detectamos esa intoleráncia própia del monoteísmo. Como le hace decir a Hannibal el escritor Gisbert Haefs en su gran novela sobre el general cartaginés: los romanos quieren imponer una sola ley en el Mediteráneo, pronto encontraran y querrán imponer un solo Dios. Roma contra Cartago, un batalla eterna.

El psiquiatra suizo Carl Jung
 Carl Jung planteó los arquetipos para designar cada una de las imágenes originarias constitutivas del "inconsciente colectivo" y que son comunes a toda la humanidad (por ejemplo, el Viejo sabio). Configuran ciertas vivencias individuales básicas, se manifiestan simbólicamente en sueños o en delirios y son contenidos más o menos encubiertos en leyendas, cultos y mitos de todas las culturas. Goethe también los usó en Fausto para explicar que las madres iluminaban el camino del héroe, como Catelyn cuando va camino a Aguasdulces y acude al septón en el fragmento reproducido arriba. Como vemos el Guerrero es un arquetipo que Catelyn no solo identifica a Robb Stark, su hijo, sinó también a sus enemigos, por lo que el arquetipo y la religión de los 7 es inclusiva a los enemigos, muy lejos del "God is in our side" de las religiones monoteístas que denunciaría más adelante Bob Dylan en la célebre canción. Aunqne para ser justo parece que los dioses nuevos són máscaras de un solo Dios. Bueno no podía tampoco encajar perfectamente, pero es evidente que tanto el Tarot como los 7 dioses, un número indudablemente religioso pues 7 són los dioses japoneses y egipcios, tienen similitudes que remiten a los arquetipos jungianos.



La Mano del Rey

dijous, 25 d’octubre de 2012

Cersei Lannister

CERSEI LANNISTER by Lorena Carvalho

 "Cuando se juega al juego de tronos sólo se puede ganar o morir. No hay puntos intermedios."
 Cersei Lannister

Mujer de armas tomar, Lucrecia Borgia de Poniente, Galadriel oscura o simplemente una pérfida Helena de Troya cuya belleza deja sin aliento al hombre más pintado (a no ser que seas Tyrion Lannister). Este dibujo de la también pedazo de artista Lorena Carvalho que hizo para este blog nos  muestra lo que ella representa como nadie: belleza y poder. Que bien podría ser el lema alternativo al !Hear me roar! de los renacentistas y maquiavélicos Lannister de Roca Casterly. ¡Que la disfruteis! 
 
 
 
Podeis encontrar el trabajo de Lorena en los siguientes enlaces (y en facebook):  
  • http://batsandstars.blogspot.com/
  • http://lorena-carvalho.deviantart.com/

  •  
     
    La Mano del Rey 
     
     

    dijous, 18 d’octubre de 2012

    Juego de Tronos: el juego de tablero I

    Juego de Tronos: el juego de tablero

    "Nosotros jugamos y sabemos que jugamos; somos, por tanto, algo más que meros seres de razón, puesto que el juego es irracional."
    J. Huizinga, Homo Ludens

    "A mi hermano le gusta jugar por jugar, pero a mi solo me gusta jugar cuando sé que ganaré"
    Doran Martell



    Tablero de juego
    Este post trata sobre el juego de estrategia ambientado en el universo de Juego de Tronos que ha reeditado Edge Entertainment y que años atrás había publicado Devir si mal no recuerdo.  No solo de filosofía vive el hombre... Esta segunda edición recoge las novedades que aportaron a la primera sendas expansiones y además hay un remozado en el apartado gráfico y de los troquelados que le dan al juego un aspecto impecable. Bueno, siempre se podrá  decir que imágenes de la serie de HBO lo harían más comercial, pero he de decir que los dibujos del equipo artístico de Edge son excelentes y que dan más margen a la imaginación que un frame de la serie. Personalmente,  al tablero solo le reprocharía el excesivo tono verdoso del agua del mar que confunde un poco aunque le de un aspecto más homogéneo. ¡Por lo demás es espectacular!

    Batalla por Agüasnegras
    Las unidades son de plástico jaspeado y son muy vistosas. El sistema de juego es excelente: por turnos, los jugadores preparan en secreto sus acciones y movimentos, se tejen alianzas y se rompen en función de los intereses de cada momento. Las combates permiten enfrentarse a los grandes personajes de la saga- Algunos notamos en falta  a Joffrey en las cartas de Casa, a quién imaginamos en King's Landing entregado a sus delirios mientras el resto se "matan" literalmente por mantenerle en el trono como si fuera Fernando VII en Roma mientras los españoles luchaban como perros contra los soldados de Napoleón o para echarle de una patada en el real t....

    Cartas de Casa de Sandor Clegane y Ser Rodrick Cassel
    Podemos jugar con las casas Stark, Lannister, Baratheon, Greyjoy, Tyrrell o Martell en lo que es un juego de 3 a 6 jugadores. Diversión asegurada en todos los casos aunque hay que decir que no siempre la partida está igualada ya que hay casas que se benefician de partidas con más o menos jugadores debido a la determinante geopolítica de Poniente. Jugando uno se da cuenta de como se repiten situaciones calcadas a los de los libros. Mapas y más mapas... Por ejemplo, los Stark juegan más comodos a 3 jugadores que con la inquietante presencia de los Greyjoy a partir de 4 jugadores. Aunque el reglamento determina cual es el orden de juego muchos foros de jugadores recomiendan escenarios alternativos; como jugador he de decir que es muy recomendable hacerlo, ya que una partida a 4 jugadores con Lannister, Baratheon, Tyrrell y Martell y anulando el Norte (Invernalia y la fortaleza vecina digamos) hace la contienda trepidante e igualada. Es el Modo BIG FOUR que decimos en nuestro grupo de juego.

    Las reglas de juego y una espada de acero valyrio
    (no incluída en el juego ;) 
    La dinámica de juego permite que cada partida sea diferente sin que el azar sea determinante hasta el punto de ver como una gran estrategia fracasa por un dado, puesto no hay dados en el juego, aunque si azar (debido a las cartas de eventos de cada turno)  pero la picaresca, la intuición y la audacia vencen a la suerte o como mínimo estan a la par. Hay mucho faroleo tanto en el juego de cartas de casa como en las apuestas a los medidores de influencia. No como sucede en juegos tipo Risk o similares donde el jugador más descolocado acaba ganando por un golpe de mano. Como decía Maquiavelo hace falta virtù para llegar a la corona, y esta consiste en administrar la vez en la fuerza del león In a coat of gold or a coat of red, a lion still has claws) y disponer de la astúcia del zorro (o del lobo de los Stark como se mire). Los jugadores no puden achacar su derrota siempre a la fortuna pues, aunque esta pueda ser una dama esquiva, muchas veces sonríe a los audaces. Y en Poniente la audacia va pareja del acero de la Espada y del Cuervo que lleva notícias bajo sus alas oscuras necesarias para hacerse con el Trono de Hierro, pero de eso hablaremos más adelante...


    La Mano del Rey


    PD: Este post esta dedicado a los miembros del grupo de juego de La Belle Alliance junto a los cuales el tiempo es un chicle que vale las partidas que puedas jugar con él, Kronos y Kairos!




    diumenge, 7 d’octubre de 2012

    Mance Rayder

    Mance Rayder: un viaje a El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad

    "-¡Rebeldes!
     -¿Qué calificativo me quedaba por oír? Los habían llamado enemigos, criminales, trabajadores, y a éstos rebeldes. A mí, aquellas rebeldes cabezas me parecieron muy sumisas sobre sus estacas"
    El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad

    Jon Snow y Ygritte




    Joseph Conrad
    1857-1924
    Cartel del film
     de culto Apocalupse Now
    Joseph Conrad fue un escritor inglés de origen polaco -nació en un territorio que ahora forma parte de Ucrania- que escribió, a caballo del siglo XIX y XX y durante el apogeo del imperialismo europeo, un breve relato que tuvo una gran repercusión en el mundo literario a pesar de su modesta edición, primero por entregas en 1899 y luego en formato de libro en 1902. El corazón de las tinieblas,  muy conocido porque fue la inpiración de F.F. Coppola para su famosa Apocalypse Now, retrata el viaje de un hombre civilizado (Marlow) al corazón de una África salvaje, oscura y devastada por la codicia europea e inspirada en el Congo del rey Leopoldo II de Belgica. Marlow parte en la búsqueda de otro hombre (Kurtz) que trabajaba para una compañía británica en el lucrativo negocio de la explotación colonial y que ha desaparecido misteriosamente. Tambores, entre la maleza...
    Marlow descubre a los "salvajes"
    (Apocalypse Now)
    En su viaje Marlow se adentra en los límites de la selva y descubre el horror, el famoso horror conradiano que también encontramos en Juego de Tronos. George Martin es un escritor de inspiración lovecraftiana pues el horror forma parte de su paisaje literario (los Bolton, Vargo Hoat y la "peña chunga" de Harrenhall, etc.). Escritor de luces y sombras, Martin es el Caravaggio de la literatura fantástica. Si regresamos a Conrad encontramos que en su viaje Marlow descubre que Kurtz no ha muerto sinó que  entre los nativos se ha construido un mundo a su medida. Siendo peón de unos burgeses ingleses cuya obsesión es el dinero ha escogido su destino y se ha erguido en rey (y Dios) de los "salvajes" que lo adoran. Marlow (Jon Snow) se pregunta también quién es el salvaje y el malvado... Mance Rayder y Kurtz (y Jon Snow) representan ambos el arquetipo del hombre "civilizado" que se perdido entre los moribundos y se ha dado cuenta que la línia que separa el bien y el mal es, a veces, una cuestión de perspectivismo, del qual ya hablamos cuando escribí acerca de Ygritte, la cual es una història que también nos contaron en Avatar de James Cameron.
    Avatar de James Cameron
    No sabemos si esta línia será la que acabará tomando el relato de George Martin, cuya lucha contra la Guerra del Vietnam es conocida. Porque el relato de Conrad, que como polaco sin estado conoció las "bondades" del trato de rusos y prusianos a su cultura materna,  no era tanto un manifiesto proindígena pues Kurtz deja un legado de destrucción que ha hecho que a veces  incluso se haya leído la obra como justificadora del racismo imperante sinó una crítica a la sociedad liberal burgesa decimonónica.  ¿Conrad, maestro de la sosepecha o romántico empedernido? Conrad era un escritor de su época, con su crítica al imperialismo y superioridad occidental plantó la semilla y Coppola y Cameron la hicieron crecer y Martin recogerá los frutos. Tiempo al tiempo...
    La Mano del Rey
     PD: Joseph Conrad tenía el inglés como 4ª lengua (dominaba el polaco, el ruso y el francés, que era la lingua franca de la época).

    divendres, 28 de setembre de 2012

    Sandor y Sansa, Tyrion y Shae

    Sandor y Sansa, Tyrion y Shae, la Bestia y la Bella

    "-Los dioses nos crearon a todos. (Sansa)
     -A todos -se burló Sandor-. Díme pajarito, que tipo de dios crearía un monstruo como el gnomo? Si hay dioses, crearon las ovejas para que los lobos se las comieran, y crearon a los débiles para que los fuertes jugaran con ellos.
    -Los auténticos caballeros protejen a los débiles.
    -No Hay auténticos caballeros -dijo el Perro resoplando -, así como no hay dioses. Sino te puedes proteger sola, muere y sal del medio para los que sí pueden. El acero afilado y los brazos fuertes gobiernan este mundo, no te creas otra explicación.
    -Sois horrible. -Sansa se echó para atrás.
    -Soy sincero.´Es el mundo que es horrible. Ahora vete pajarito, estoy harto de que me mires."
    Choque de Reyes


    Sansa y Sandor Clegane
    The Beauty and
    The Beast
    De todos es conocido que G. Martin fue guionista y productor de The Beauty and the Beast (serie de culto de los 80, almenos en  mi opinión). De aquella experiencia sacó retazos e ideas de un arquetipo universal que, por lo menos, aparece en Juego de Tronos en  dos parejas: Sandor y Sansa, Tyrion Lannister y Shae. Dos "bestias" y dos BELLAS. Al lector le parecerá tan evidente como a mi la comparación, pues creo no admite dudas. La nietzscheana y darwinista personalidad de Sandor Clegane -ver diálogo-, un hombre con una historia triste (como toda buena bestia) tras la que se esconde un corazón para ablandar, un príncipe que despertar con un beso mágico. ¿Llegará algun día?
    La bella y la bestia (Disney)
    La Bella y la Bestia es un cuento de hadas tradicional europeo. Explicado en múltiples variantes cuyo origen podría ser una historia de Apuleyo, incluida en su libro El Asno de Oro (también conocido como Metamorfosis), titulada Cupido y Psique. La primera versión publicada fue obra de la escritora francesa Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, en 1740, aunque otras fuentes atribuyen a Giovanni Francesco Straparola la recreación de la historia original, en 1550. Arquetipos immemoriales que nos explican, segun los estudiosos de los mitos, la historia de la interiorización  de nuestra bestia, la Sombra según Carl Jung, para sacar al humano que llevamos dentro. Al nacer no somos "humanos", llegamos a serlo tras un largo proceso que dura toda una vida y aun así la inhumanidad convive siempre con nosotros, agazapada en nuestro interior y por eso a veces la convocamos y es cuando todo estalla.
    Tyrion y Shae
    Es el caso de Tyrion Lannister, no tan evidente en la serie (pues P. Dinklage tiene un gran atractivo) pero más en el libro, es un ser repudiado,que aborrecido por su padre y los hombres se rebela contra su destino de Quasimodo y encuentra a su Esmeralda (Shae), una mujer que lo "humaniza" ante el lector, pues el amor es la base de todo el proceso de humanización. En cada individuo el  eros(amor) debe vencer al Tánatos (odio,muerte) para poder llegar a ser un hombre/mujer (o una sociedad) equilibrado/a y "humano/a", Freud dixit. Aunque este proceso es más claro en Sandor Clegane pues Tyrion ya tiene buenos sentimientos des de un principio, mientras que "El Perro" vive consumido por el odio, un odio ciertamente comprensible hacia su hermano (la temible Montaña). Nosotros haríamos lo mismo.
    Esmeralda y Quasimodo
    Sansa está prometida con un hombre guapo pero que por dentro es un "monstruo", un inhumano (Joffrey) y tiene como guardián a un hombre que la desea, pero por el cual siente desprecio y que la maltrata. Ya Platón advertía contra las peligros y falsedades de la belleza física pues Sócrates era más bien poco favorecido, pero una vez conocida su alma era tan bella que el eros hacía él era infinito. Es evidente que la concepción del caballero que Sansa Stark admira en el diálogo de la cabecera es la que ha visto y vivido en su padre (el caballero cristiano que Ramon Llull defendía en su Libro de la caballería y que Edd Stark representa), un modelo que ella, como buena Electra, busca. ¿Conseguirá cambiar la bestia nietzscheana de Clegane por el caballero humano y platónico, conseguirá a su "príncipe azul"?

    La Mano del Rey



    dimecres, 26 de setembre de 2012

    Ygritte

    Ygritte y el perspectivismo de Nietzsche

    "-Invernalia no es el sur -protestó Jon.
     -Para nosotros, todo lo que hay más allá del Muro es el sur.
    - Supongo que todo depende de donde te encuentres -Jon no había pensado nunca desde esa perspectiva."
    Choque de Reyes


    
    F. Nietzsche

    El filósofo alemán F. Nietzsche trató de destruir con su "martillo" retórico el Muro filosófico que occidente había construido desde Platón hasta Kant, pasando por Descartes. La Verdad, entendida como idea universal que los filósofos habían buscado y que la Ilustración veía en el positivismo y la ciencia era, sin embargo, fruto de un pacto, un conjunto de metáforas aceptadas por una sociedad determinada. Para Nietzsche, no existía verdad alguna fuera del hombre,  y esta no podía ser ni absoluta ni objetiva. Como sujetos solo podemos aspirar a una verdad subjetiva, nunca objetiva. No había Verdad, había verdades. En palabras del "loco de Turín": No hay hechos sino interpretaciones. La verdad es aquello que la voluntad de poder conquista. La Verdad se impone desde el poder. Si el poder reside donde los hombres creen que reside (Lord Varys) la verdad reside  en manos de los que los hombres que controlan la sociedad (para Nietzsche, la sociedad liberal burgesa decimonónica). Así pues, el concepto de Perspectivismo es para Nietzsche una necesidad epistemológica a priori (nuestra forma de ver el mundo es fractal, parcial y subjetiva) y la verdad que la ciencia crea es útil, pero no es la Verdad. Como individuos o sociedades creamos ideas y formas de ver el mundo (Weltanschaung) que queremos imponer a los demás. Todo esto puede parecer obvio, pero no lo era en tiempos de Nietzsche, ni podemos suponer que lo fuera en la "edad media fantástica" en que se ambienta Canción de Hielo y Fuego donde una casta sacerdotal quiere imponer su nueva verdad (Melisandre y su discurso "platónico") a una corte milenaria dominada por la tradición y, de momento, por la Verdad que los Lannister han creado (la mentira de Joffrey).

    Ygritte y Jon Snow
    
    En uno de los capítulos de Choque de Reyes Ygritte (la salvaje) hace ver a Jon que su punto de vista puede ser erróneo, que la verdad puede ser otra (Tu no sabes nada Jon...), que quizás los salvajes no son más que un pueblo libre mientras que el sur "civilizado" es una maraña de intrigas y maquinaciones. The truth is out there... Probablemente, los salvajes sean como los Pictos, los originales pobladores de las islas antes de las invasiones de los Ándalos y otros pueblos, como  fueron los britanos antes de los sajones y normandos. El poder del reino ha creado una verdad, un relato, un marco mental que diria G.Lakoff: hay una civilización que se encarna a través de un orden social jerarquizado y una barbarie que habita más allá del muro lo cual nos lleva a Joseph Conrad y a El corazón de las tinieblas (pero ya hablaremos más adelante de esto cuando le llegue el turno a Mance Rayder).
    Jon Snow y Tyrion Lannister

    
    Ygritte es además el arquetipo de la mujer que, inevitablemente, se encuentra en el camino de todo héroe que se precie.  Me hace pensar en la Sophia (sabiduría) de los griegos helenísticos. Una sabiduría que Snow, el bastardo estoico como gusto de llamarle, encuentra a través del saber crítico que se adquiere por la experiencia propia a diferencia del saber común, lleno de lugares comunes y tópicos adquiridos acríticamente durante la infancia y la adolescencia (su educación en Invernalia). Aparte de él, solo Tyrion Lannister tiene sobre el Muro opiniones propias y muestra recelos sobre lo que allí acontece. Snow y Tyrion, dos "expulsados", dos filósofos a su manera, el uno estoico y el otro epicúreo, dos viajeros en busca de sí mismos y de su felicidad. Los muros siempre han contado cosas, des de los antiguos Egipcios a los graffitis de las ciudades actuales, pasando por el arte románico. Pero ya hablaremos de ello más adelante...




    
    La Mano del Rey
    

     PD: este post va dedicado a @Eddipenurias que se encuentra de viaje por Escocia donde seguro el paisaje y el  recuerdo de los MacDonald han despertado en él visiones del pasado. Y a Guillem Roca "Ser William" de la casa Baratheon y a Anna (mi Ygritte).


    dimarts, 11 de setembre de 2012

    Greyjoy IIª parte


    Greyjoy II: la historia de Escocia entre bastidores

    "¿Oiga viene de las Tierras Altas? A visto a los Mac Donald y sus hombres marchando desde Skye"
    Antigua balada escocesa que conmemora la sangrienta batalla de Harlaw de 1411


    
    Mac Donald, señor de las Islas
    sentado en su trono de piedra (obra de
    epoca victoriana).
    Existe entre los seguidores de Juego de Tronos un pequeño número de aficionados a la Casa Greyjoy. Son pocos, pues no es que los hombres y mujeres de las Islas de Hierro sean fáciles de querer, pues representan una faceta muy oscura de la naturaleza humana. Los Lannister también representan algunos de los vicios más humanos (arrogancia, voluntad de poder, avaricia, lujuria...), pero su refinamiento civilizado les hace más parecidos a nosotros los occidentales. O como decía Bob Marley, la violencia educada del hombre blanco, el policía británico que antes de golpearle con la porra exclamaba: ¡Excuse me! 

    Ruinas de Islay donde se encontraba el
    antiguo consejo de los señores
    de las Islas
        Los Greyjoy son aves de rapiña, ya lo expusimos en una entrada anterior. Hombres del norte, rudos, de costumbres ancestrales y seguidores de un dios lovecraftiano: el Dios ahogado. También existe entre los fans una controversia sobre su posible inspiración en los antiguos vikingos (y alguna queja por su estética televisiva poco asalvajada). Bien, deberíamos aclarar que sin ser erróneo, no es exactamente los Vikingos típicos lo que Martin tenía en la cabeza. Creo que bebió de las fuentes escocesas, de las tribus nórdico-gaélicas de las Islas Hébridas y Orcadas, y hay un pequeño detalle que deja muy claro esta inspiración. El apellido Harlaw es el de una de las casas menores, banderizas de los Greyjoy, y de la esposa del clan de estos Alannys Harlaw. ¿Y que relación tiene todo esto con la historia de Escocia?

    
    Escudo de un miembro
    del Clan de los Mac Donald de época moderna
    En 1411, el jefe del clan Mac Donald, señor de las Islas (Dominus Insularum) marchó des de las islas de Islay y Skye en una devastadora campaña sobre las lowlands, asaltó Urqhuart Castle (en el lago Ness) y fue en Harlaw donde sus 10.000 hombres chocaron contra los 6.000 lowlanders de Alexander Stewart en una sangrienta batalla de resultado incierto pero que supuso el fin de las invasiones durante cierto tiempo. Los Mac Donald habían sido reconocidos Señores de las Islas por los reyes de Escocia a raíz de su participación en la batalla de Bannockburn (1314). Aunque su modo de vida, la escasez de sus tierras les obligaban a buscar los "excedentes" de las más fértiles tierras de sus vecinos. Nosotros no sembramos. La batalla dejó un recuerdo imborrable en la historia de Escocia del qual es testigo una preciosa canción que ha apsado de generación en generación Battle of Harlaw (Old Blind Dogs).  

    
    Lista de conciudadanos
    de Aberdeen que probablemente
    participaron en la
     batalla de Harlaw (1411)
    Su poderío duró doscientos años. En pleno siglo XV y durante la Guerra de las Dos Rosas (no podía ser de otra manera) John Mac Donald de Islay firmó un tratado con el rey de Inglaterra para apoderarse de Escocia (Invernalia?), pero su arriesgada treta y rebelión no dio resultado y los Mac Donald perdieron el título de señor de las Islas en favor de Jaime IV de Escocia, distinción que ahora detenta Carlos, príncipe de Gales. Los Mac Donald continuaron como señores feudales durante siglos pero ya nunca fueron señores de las Islas. Hoy en día la pequeña isla de Cara es lo que queda de su extenso dominio insular. Las ruinas de sus castillos, visitados por cientos de turistas, el apellido extendido por todos los países de habla inglesa y un orgullo por un pasado tan lustroso como violento es lo que queda de ellos. ¿Que quedará de los Greyjoy cuando acaba la Guerra de los 5 reyes?




    La Mano del Rey


    PD: quién escribe estas líneas ha visitado las tierras escocesas y puede asegurar que Urqhuart Castle, Skye o los Campos de Culloden son paisajes mágicos y que las visiones del pasado perviven en lugares como estos. Si uno no puede cerrar los ojos e imaginar a los hombres de Mac Donald marchando en una mañana de bruma espesa estando allí no podrá viajar mucho más allá con la obra de Martin.

    dijous, 23 d’agost de 2012

    Orientalismo y épica en CDHyF II o el choque de civilizaciones

    Orientalismo y épica II en CDHyF II o el choque de civilizacione




    Las similitudes entre Danaerys y Alejandro de Macedonia son más elementales, pero si atendemos a algunos de los pasajes de Martin, el parecido es turbador. Danaerys es joven y bella, despiadada y tierna a la vez, como Alejandro. La última de los Targaryen sueña con un mundo mejor y tiene un punto de locura y delirios de grandeza, que parece que van en aumento, distanciándose de los demás. Un retrato relativamente similar al que se hizo del rey de la antigüedad. Como Danaerys, Alejandro sólo tomó por consortes a mujeres extranjeras (en el caso de la Madre de los Dragones, hombres) y adoptó los vestidos persas (Danaerys el Tokar en Meereen) para adaptarse a sus nuevos súbditos. Ambos personajes se orientalizan progresivamente, pero mantienen la idea de la superioridad en el fondo de las costumbres occidentales: Alejandro ordenó instruir a los jóvenes persas para que lucharan a la manera macedonia y Danaerys pide a Ser Barristan que elija a chicos de la Bahía de los Esclavos para enseñarles las reglas de la caballería de Westeros. Incluso el desastre del Desierto Rojo de los fugitivos Dothraki parece calcado a cuando los macedonios se perdieron en Gedrosia, el otoño del 325 antes de Cristo.
    Los últimos años, desde Huntington a Victor Davis Hanson, pasando por Robin Waterfield o Pagden, han sido frecuentes los ensayos que versan sobre el conflicto Occidente-Oriente. Los autores atribuyen la superioridad militar de Occidente a la robustez de sus instituciones y al mayor grado de igualdad entre sus ciudadanos, mientras que en Oriente, desde la época persa hasta los actuales regímenes islámicos, la distancia entre el poder y el súbdito es abismal. El Westeros de Song of Ice and Fire no es una sociedad igualitaria, pero no existe la esclavitud, algo exclusivo de Essos. Davis Hanson en Matanza y cultura recuerda los interminables conflictos entre europeos y otros pueblos del mundo y remarca que la superioridad de los europeos no es por valor o potencia física, sino por la disciplina y la seguridad de que como ciudadanos libres recibirán retribuciones superiores que les permitirán prosperar. Explica que guerreros envejecidos o desnutridos pueden imponerse a otros en plenitud por la superioridad de su tecnología y recursos. El botón de muestra de la teoría en Juego de Tronos podría ser el duelo entre Jorah Mormont-caballero crepuscular-y Qotho, un dothraki robusto y enérgico-que se decide a favor del primero; en el quinto volumen Ser Barristan, con 63 años, hará una demostración similar. Demostraciones que nos trasladan a la superioridad de los veteranos de Alejandro que con 60 y 70 años eran la formación más temible del mundo antiguo y aterrorizaban a indios y persas.

    Esta insistente separación entre dos mundos fue un motivo de debate en la antigüedad. Los griegos y los romanos toparon infinidad de veces contra persas, partos y los árabes. El desconocimiento entre la cultura mediterránea -germen de la occidental de nuestros días- y la irania contribuyó enormemente a las fricciones. Pero es que el propio Aristóteles, maestro de Alejandro, partía de la base -como los hombres de Westeros- que la esclavitud es intrínseca al Oriente «jamás se llamará esclavo al que no merezca serlo; de otra manera los hombres de más elevado nacimiento podrían parar en esclavos, hasta por efecto del hecho de otros esclavos, porque podrían ser vendidos como prisioneros de guerra. Y así los partidarios de esta opinión tienen el cuidado de aplicar este nombre de esclavos sólo a los bárbaros (los persas), no admitiéndose para los de su propia nación. Esto equivale a averiguar lo que se llama esclavitud natural» (Política 1:2).¿Qué parte de las disputas y los prejuicios entre unos y otros no ha derivado de estas consideraciones?

    Finalmente, cabría preguntarnos si es George R.R. Martin continuador de estos prejuicios? Rotundamente no. Martin simplemente se basa en una recombinación de las historias de los pioneros europeos en Oriente Medio para forjar una parte importante de su saga. No transmite ningún valor ideológico, sino que crea su propio mundo y mensaje, con algunos referentes derivados de las expediciones de griegos, romanos y otros europeos los últimos 2.500 años. Los estereotipos de los orientales son vistos a través de los personajes que narran los capítulos: Y todos estos provienen de Westeros! Es absurdo pensar en mensajes ideológicos subliminales, porque precisamente la obra de Martin no es una lucha entre el bien y el mal.


    Sus páginas transpiran un mensaje bastante pesimista sobre la volubilidad del ser humano y hasta qué punto las intenciones y sus objetivos se pueden contaminar por el deseo y la ambición. En una conversación con el autor de este blog, Bernat Roca, este comentaba la sugestión de Oriente exótico y voluptuoso que se desprende de las páginas de Martin y como, en el fondo, el autor no juzga sino que convierte y recrea en literatura fantástica algunas de las visiones de los europeos sobre Asia. Y lo encarna en el viaje iniciático de una niña en un universo tan imposible como sugerente: la westerosi Danaerys el continente de Essos.


    Francesc Vilaprinyó



    divendres, 3 d’agost de 2012

    Orientalismo y épica en Canción de Hielo y Fuego I


    Orientalismo y épica en Canción de Hielo y Fuego (por Siscu Vilapriñó) I

    "Por todos los mares y por todas las tierras se ha abierto camino nuestro coraje, dejando aquí y allá, para bien o para mal, imperecederos recuerdos."
    Oración fúnebre de Pericles



     George R.R. Martin tiene una merecida fama erudito, de conversador juicioso y que conoce al dedillo pasajes de la historia de la humanidad, en especial de la Edad Media. Sus obras -si no se deja llevar y alarga indefinidamente la saga - van camino de ser unos clásicos modernos. Otro barbudo ilustre, Jenofonte, tomó el relevo de Homero y escribió el primer gran relato clásico de la peripecia de un ejército de la historia. Una peripecia real que se ha convertido en la madre de todas las aventuras de las tropas occidentales en el extranjero. El Anábasis.
    En una fecha indeterminada del otoño del año 401 antes de Cristo, un grupo de 10.000 mercenarios griegos estacionados en las tierras semidesérticas del actual Irak, se encontró de repente sin sus líderes. Los cinco jefes mercenarios fueron invitados por los persas a un banquete donde fueron asesinados a traición. Los helenos se despertaron en tierra hostil, sin guías ni aliados, y tuvieron que buscar nuevos jefes y emprender una larga marcha por el desierto y las montañas hasta encontrar el mar. Algunos murieron por el camino, pero el grueso que sobrevivió, con un nuevo liderazgo, sembró el terror hasta llegar a la relativa seguridad del Mar Negro.

    Jenofonte
    Algunos de los elementos que contenía la historia de Jenofonte, que precisamente era uno de los hombres que se erigieron en líderes para rescatar a los desamparados fugitivos, los encontramos en la peripecia de Danaerys Targaryen lo largo de los volúmenes de Song of Ice and Fire. Martin no copia, pero sí que condimenta su prosa exuberante con apuntes que reproducen la historia de las dos primeras expediciones de los griegos, los primeros occidentales, en Oriente. Historias que nos fueron legadas a través de autores europeos... y que en Juego de Tronos nos llegan siempre desde la óptica de personajes nacidos en Westeros. Los héroes de George R.R. Martin son occidentales en un mundo oriental, que narran lo que han visto sus ojos en las tierras de Essos. No en vano, el autor estadounidense reconoce el influjo de la Guerra de las Dos Rosas, pero también de las Cruzadas y de Alejandro Magno: es decir, occidentales que recorren el Oriente ... y no en son de paz.


    Murallas de Qarth

    Las concomitancias no son exactas, pero abundan. Danaerys es nativa de Westeros y se encuentra, de repente en pleno Oriente, con el líder de su grupo (Khal Drogo) asesinado. Como los hombres de Jenofonte, abandonados por sus aliados, el exiguo grupo de Danaerys debe recorrer el Desierto Rojo, donde tienen muchas pérdidas. Como Jenofonte, Danaerys se forja como líder durante esta travesía, no antes. Los griegos buscaban el mar, como meta segura del camino a casa, y cuando llegaron al Mar Negro, rompieron a llorar «thalassa, thalassa»; el final de la odisea por el desierto del khalassar es Qarth, también en una costa. Otras conexiones, como mínimo curiosas es el número de esclavos-soldado de infantería que comprará la Madre de los Dragones: 10.000, la misma cifra mágica que los compañeros de Jenofonte, aunque éstos eran hombres libres. Ahora bien, los persas también tenían un cuerpo de 10.000 hombres, los Inmortales. Las similitudes aumentan, una vez George R.R. Martin hace la descripción de los Inmaculados: soldados de infantería, con largas lanzas y los cónicos. Nos viene a la cabeza de inmediato la estampa de los hoplitas griegos.

    Muros de Babilonia (econstrucción)
    La fantasía oriental está también en las murallas que describe Martin de las ciudades de Qarth (y que ya hemos visto en la segunda temporada de Juego de Tronos), Yunkai o Astapor. Hechas de arcilla, en algunos casos, con ladrillos de diferentes colores, que nos transporta inmediatamente a las imágenes que asociaríamos a las antiguas Babilonia, Nínive o Susa, centros de la civilización antigua por donde pasaron los 10.000 de Jenofonte y que conquistaron Alejandro Magno y-hace pocos años - las fuerzas de George W. Bush. Algunas de las descripciones de Martin de Yunkai o Meereen, por ejemplo, evocan los zigurats mesopotámicos.


    Siscu Vilapriñó https://twitter.com/siskubbi77



    PD: la Mano del rey pide disculpas a Siscu por doblarle el trabajo  al hacerle traducir los textos de la lengua de Ausiàs March a la de Cervantes. Para recompensar su esfuerzo  esta vez se reproduce el original en catalán.


    Orientalisme i èpica a Cançó de Foc i Gel (per Siscu Vilapriñó) I

    George R.R. Martin té una merescuda fama de ser un erudit, un conversador entenimentat i que coneix fil per randa passatges de la història de la humanitat, en especial de l’Edat Mitjana. Les seves obres –si no es deixa endur per la llaminera visió comercial d’allargar indefinidament la saga – van pel camí de ser uns clàssics moderns. Un altre barbut il·lustre, Xenofont, va agafar el relleu d’Homer i va escriure el primer gran relat de la peripècia d’un exèrcit de la història. Una peripècia real que s’ha convertit en la mare de totes les aventures de les tropes occidentals a l’estranger. L’Anàbasi.

    En una data indeterminada de la tardor de l’any 401 abans de Crist, un grup de 10.000 mercenaris grecs que es trobava a les terres semidesèrtiques de l’actual Iraq es van quedar aïllats i sense els seus líders. Els cinc caps mercenaris van ser convidats pels perses a un banquet on van ser assassinats a traïció. Els hel·lens es van trobar de cop i volta sense guiatge. Van haver de buscar nous caps i emprendre una llarga marxa pel desert i les muntanyes, fins trobar el mar. Alguns van morir pel camí, però el gruix que va sobreviure, amb un nou lideratge i van escampar el terror fins arribar a la relativa seguretat del Mar Negre. Alguns dels elements que contenia la història de Xenofont, que precisament era un dels homes que es van erigir en líders per rescatar als desemparats fugitius, els trobem a la peripècia de Danaerys Targaryen al llarg dels volums de Song of Ice and Fire. Martin no copia, però sí que condimenta la seva prosa exuberant amb apunts que reprodueixen la història de les dues primeres expedicions dels grecs, els primers occidentals, a Orient. Històries que han arribat a nosaltres a través d’autors europeus... i que a Juego de Tronos ens arriben sempre des de l’òptica de personatges nascuts a Westeros. Els herois de George R.R. Martin són occidentals en un món oriental, que narren el què han vist els seus ulls a les terres d’Essos. No en va, l’autor nord-americà reconeix l’influx de la Guerra de les Dues Roses, però també de les Croades i d’Alexandre el Gran: és a dir, occidentals que recorren l’Orient... i no en so de pau.
    Les concomitàncies no són exactes, però abunden. Danaerys és de Westeros i es troba, de cop i volta en ple Orient, amb el líder del seu grup (Khal Drogo) assassinat. Com els homes de Xenofont, abandonats pels seus aliats, l’exigu grup de Danaerys ha de recórrer el Desert Vermell, on tenen moltes pèrdues. Com Xenofont, Danaerys es forja com a líder durant aquesta travessia, no abans. Els grecs buscaven el mar, com a fita segura del camí cap a casa, i quan van arribar al Mar Negre, van trencar a plorar «thalassa, thalassa»; el final de l’odissea pel desert del khalassar és a Qarth, també en una costa. Altres connexions, com a mínim curioses és el nombre d’esclaus-soldat d’infanteria que comprarà: 10.000, la mateixa xifra màgica que els companys de Xenofont, per bé que aquests eren homes lliures. Ara bé, els perses també tenien un cos de 10.000 homes, els Immortals. Les similituds són que, una vegada George R.R. Martin en fa la descripció: soldats d’infanteria, amb llargues llances i els cònics, ens vénen al cap de seguida els hoplites grecs.
    La fantasia oriental és també a les muralles que descriu Martin de les ciutats de Qarth (i que ja hem vist a la segona temporada de Juego de Tronos), Yunkai o Astapor. Fetes d’argila, en alguns casos, amb maons de diferents colors, que ens transporta immediatament a les imatges que associaríem a les antigues Babilònia, Nínive o Susa, centres de la civilització antiga per on van passar els 10.000 de Xenofont i que van conquerir Alexandre el Gran i –fa pocs anys– les forces de George W. Bush. Algunes de les descripcions de Martin de Yunkai o Meereen, per exemple, evoquen els ziggurats mesopotàmics.


    Siscu Vilapriñó https://twitter.com/siskubbi77