dilluns, 21 de maig de 2012

Yoren

Yoren, Guardia del Muro y Thomas Hobbes: el filósofo del miedo

"Los únicos lobos que hemos de temer son los que van disfrazados con pieles de hombres, como los que arrasaron aquella aldea"
Yoren a Arya Stark (Choque de Reyes)


Yoren, Guardia de la Noche
Thomas Hobbes, filósofo materialista
inglés (1588-1679)
Si hay un filósofo que sirva para explicar el conflicto de Poniente es sin duda Thomas Hobbes, el filósofo del Miedo. Hobbes, que nació en 1588 -su madre le tuvo prematuramente a causa del pavor que inspiró en ella la anunciada llegada de la Armada Invencible del rey Felipe II de España- y murió en  1679. Después de vivir (y sobrevivir, exilio inclusive) a las temibles luchas entre Cromwell y los Estuardo en al sangrienta Guerra Civil Inglesa dejó un legado político que, junto a Maquiavelo, empezó la modernidad en la política y el estado. Hobbes fue un filósofo oscuro en una época de luces y sombras; en el siglo de Newton y Bacon vio Inglaterra sometida a la rapiña y la barbarie, los campos asolados por los ejércitos de mercenarios... Es curioso que los siglos en los que la ciencia avance más se produzcan los conflictos más terribles. Hobbes vivió una auténtica guerra por el trono inglés que al final fue para Cromwell, un advenedizo puritano, religioso y sangriento. Cromwell: un hombre de verbo fácil y puño de hierro. Sin duda, se habría sentido como en casa en Poniente. 
De las ideas filosóficas más importantes de Hobbes hay tres que impregnan de cabo a rabo la obra de Martin. Vamos a verlas:
Arya Stark y Yoren
1. El hombre es un lobo para el hombre (homo homini lupus): el pesimismo de Hobbes le lleva a concluir, como a Yoren en un diálogo con Arya Stark, que los hombres son tant o más peligrosos para los hombres que los lobos.
2. Los hombres son movidos por el hambre de poder, fama y gloria y todos son iguales pues los unos son altos, los otros bajos, los hay listos y estúpidos, pero todos pueden ser muertos por la mano de otro. El estado debe ser poderoso para impedir una guerra permanente entre los hombres (bellum omnia inter omnes). La muerte de Robert Baratheon impulsa la vanidad de Renly y Stanis Baratheon a rebelarse contra Joffrey, Stark se proclama rey en el norte, Balon Greyjoy sueña otra vez con la rapiña y el botín y Tyrion será un Gnomo, pero tiene más poder que el rey...
3. En la guerra  no cabe esperar otra cosa que muerte y rapiña, traición y venganza, pues en ella no hay ley ni justicia. La ausencia de poder no es buena pues para el pueblo ya que este es quien sufre la guerra con mayor crueldad ya que la libertad y la propiedad corren peligro en todo momento. ¿Donde está "la Araña" Varys cuando la necesitas? 
 Para Hobbes, cuya idea revolucionaria del poder le costó la animadversión de la monarquía y el clero (sus obras fueron quemadas por ateas ya que establecía que todos los hombres eran iguales y el poder venia del pueblo y no de Dios), en el estado natural la libertad del hombre  era máxima pero la vida era brutal, salvaje y breve. Como la vida en el Muro...

La Mano del Rey

PS: dedicado al grupo de 1A de batxillerat por ser unos hobbesianos empedernidos. ;)



6 comentaris:

  1. La filosofía de Hobbes es más actual que nunca. Puede que las batallas que libramos en estos días no son tan sangrientas y parecen más sofisticadas. ..Pero en esencia no son menos brutales: la hegemonía de unos estados sobre otros y la supremacía de unos hombres sobre otros lo corrobora; no hay ni un telediario sin que se mencionara guerras, muerte, miseria…Incluso en la vida aparentemente apacible y cómoda existe competitividad tremenda, y a menudo quedar el segundo casi equivale a una sentencia de muerte. No quiero ser pesimista pero "homo homini lupus est" es casi el lema de actualidad. Me gustaría que alguien rebatiese este pesimismo y me diera argumentos suficientes para no pensar de esta forma…

    ResponElimina
  2. Quizás esto (que el Hobbesianismo esté tan de moda y actualidad) sea lo más preocupante. En cierta manera cuando el proyecto de la razón ilustrada flaquea es cuando podemos estar en las vigilias de "tiempos interesantes", es decir tiempos peligrosos y oscuros... El hobbesianismo es un pesimismo en el hombre, como escribirá en breve en el blog un compañero (Antoni Raja), el hecho que el espartanismo esté de moda es un indicio de malestar en la cultura, de pobreza de pensamiento. Cuando la sociedad ve en la espada la solución se corre el riesgo de grandes miserias. En degfinitiva Hobbes quizás tenga razón pero necessitamos a Rousseau para ser más humanos... Y donde está Rousseau en la obra de mArtin? Se lo ha zampado un dragón o Joffrey le ha cortado la cabeza!!

    ResponElimina
  3. Sí,necesitamos más que nunca a Rousseeau! Necesitamos ser más creativos y olvidar el racionalismo, cultivar algo nosotros mismos para nosotros mismos...Y luego cuando tengamos una sociedad rousseauniana de musicos, compositores, escritores, filósofos, etc. la rueda de la historia dará otra vuelta e iremos atrás al hobbesianismo...

    ResponElimina
    Respostes
    1. Probablemente la historia humana no sea nada mñás que un ciclo de etapas pendulantes entre la brutalidad y la civilización. Cosa que ya advirtió Freud en El malestar en la cultura, una obra clave que debería ser leída y releída a menudo y que explica muchas cosas. Si Freud debe ser impugnado por algunos de sus postulados del Pisocanalisis no debería serlo por esta obra que culmina su pensamiento y que en pocas páginas aclara conceptos que miles de historiadores han tratado de resolver: la civilización vive en perpetuo malestar debido a los impulsos del hombre que no es para nada el ser racional que la Ilustración creo, es ahumanidad abstracta que Nietzsche tanto detestaba, sino un animal que a falta de dientes ha creado una cultura y una sociedad que tiene dos funciones contradictorias y coplementarias: reprimirle y protegerle.
      ;)

      Elimina
    2. Sí es un tanto contradictorio: reprimir y proteger..el super yo (sociedad) nos impone aceptar las normas y usos y reprimir nuestros impulsos. Me pregunto si sería posible la sociedad de personas libres, creativas e individualistas? La función de proteger podríamos efectuarla todo el mundo pero a título personal. Sería una sociedad anárquica? La sociedad compuesta por personas no reprimidas desde la infancia, como Emilio, y muy individualistas?

      Elimina
    3. Una sociedad así sería posible pero al realizarse dejaría de ser un sueño utópico y creo que sera guerrera en un par o tres de generaciones. La vida (humana o no) es imporevisible y genera nuevas formas en X tiempo. Todo cambia, nada permanece...
      Aunque yo soy bastante rousseauniano.

      Elimina