dimarts, 11 de setembre de 2012

Greyjoy IIª parte


Greyjoy II: la historia de Escocia entre bastidores

"¿Oiga viene de las Tierras Altas? A visto a los Mac Donald y sus hombres marchando desde Skye"
Antigua balada escocesa que conmemora la sangrienta batalla de Harlaw de 1411



Mac Donald, señor de las Islas
sentado en su trono de piedra (obra de
epoca victoriana).
Existe entre los seguidores de Juego de Tronos un pequeño número de aficionados a la Casa Greyjoy. Son pocos, pues no es que los hombres y mujeres de las Islas de Hierro sean fáciles de querer, pues representan una faceta muy oscura de la naturaleza humana. Los Lannister también representan algunos de los vicios más humanos (arrogancia, voluntad de poder, avaricia, lujuria...), pero su refinamiento civilizado les hace más parecidos a nosotros los occidentales. O como decía Bob Marley, la violencia educada del hombre blanco, el policía británico que antes de golpearle con la porra exclamaba: ¡Excuse me! 

Ruinas de Islay donde se encontraba el
antiguo consejo de los señores
de las Islas
    Los Greyjoy son aves de rapiña, ya lo expusimos en una entrada anterior. Hombres del norte, rudos, de costumbres ancestrales y seguidores de un dios lovecraftiano: el Dios ahogado. También existe entre los fans una controversia sobre su posible inspiración en los antiguos vikingos (y alguna queja por su estética televisiva poco asalvajada). Bien, deberíamos aclarar que sin ser erróneo, no es exactamente los Vikingos típicos lo que Martin tenía en la cabeza. Creo que bebió de las fuentes escocesas, de las tribus nórdico-gaélicas de las Islas Hébridas y Orcadas, y hay un pequeño detalle que deja muy claro esta inspiración. El apellido Harlaw es el de una de las casas menores, banderizas de los Greyjoy, y de la esposa del clan de estos Alannys Harlaw. ¿Y que relación tiene todo esto con la historia de Escocia?


Escudo de un miembro
del Clan de los Mac Donald de época moderna
En 1411, el jefe del clan Mac Donald, señor de las Islas (Dominus Insularum) marchó des de las islas de Islay y Skye en una devastadora campaña sobre las lowlands, asaltó Urqhuart Castle (en el lago Ness) y fue en Harlaw donde sus 10.000 hombres chocaron contra los 6.000 lowlanders de Alexander Stewart en una sangrienta batalla de resultado incierto pero que supuso el fin de las invasiones durante cierto tiempo. Los Mac Donald habían sido reconocidos Señores de las Islas por los reyes de Escocia a raíz de su participación en la batalla de Bannockburn (1314). Aunque su modo de vida, la escasez de sus tierras les obligaban a buscar los "excedentes" de las más fértiles tierras de sus vecinos. Nosotros no sembramos. La batalla dejó un recuerdo imborrable en la historia de Escocia del qual es testigo una preciosa canción que ha apsado de generación en generación Battle of Harlaw (Old Blind Dogs).  


Lista de conciudadanos
de Aberdeen que probablemente
participaron en la
 batalla de Harlaw (1411)
Su poderío duró doscientos años. En pleno siglo XV y durante la Guerra de las Dos Rosas (no podía ser de otra manera) John Mac Donald de Islay firmó un tratado con el rey de Inglaterra para apoderarse de Escocia (Invernalia?), pero su arriesgada treta y rebelión no dio resultado y los Mac Donald perdieron el título de señor de las Islas en favor de Jaime IV de Escocia, distinción que ahora detenta Carlos, príncipe de Gales. Los Mac Donald continuaron como señores feudales durante siglos pero ya nunca fueron señores de las Islas. Hoy en día la pequeña isla de Cara es lo que queda de su extenso dominio insular. Las ruinas de sus castillos, visitados por cientos de turistas, el apellido extendido por todos los países de habla inglesa y un orgullo por un pasado tan lustroso como violento es lo que queda de ellos. ¿Que quedará de los Greyjoy cuando acaba la Guerra de los 5 reyes?




La Mano del Rey


PD: quién escribe estas líneas ha visitado las tierras escocesas y puede asegurar que Urqhuart Castle, Skye o los Campos de Culloden son paisajes mágicos y que las visiones del pasado perviven en lugares como estos. Si uno no puede cerrar los ojos e imaginar a los hombres de Mac Donald marchando en una mañana de bruma espesa estando allí no podrá viajar mucho más allá con la obra de Martin.

8 comentaris:

  1. Enhorabuena por el blog!!! Acabo de devorarlo todo todito!! Espero que continúe, aunque así es imposible terminar de desintoxicarse y abandonar Westeros.
    Es fascinante leer aqui! Por favor, seguid!!

    ResponElimina
  2. Me encanta este blog, felicidades porque esta muy logrado, a mi tambien me gusta mucho analizar la actitud y personalidad de los personajes. Es muy fácil ver que Martina a puesto muchas citas históricas en su libro, pero había algunas que no me las sabía. Veo muy interesante el personaje de Davos y su papel en el libro, aunque Robb Stark tambien me gusta, haber si algun día veo un artículo sobre alguno de los dos.
    Muy logrado, una manera de pasar el rato mientras sale la 3 temporado y el 6 libro. Enhorabuena!!!!

    ResponElimina
    Respostes
    1. No tengo más que decir que desear que lo hayas disfrutado y que deis más pistas de dónde sois. Para saber a donde llega el blog. Europa o hispanoamèrica?

      Gracias!!!

      Creo que muchas cosas que pongo alguién también las vió. SI os hace gracia podeis participar en el blog!!

      Elimina
    2. L'autor ha eliminat aquest comentari.

      Elimina
    3. De nada!! No te preocupes que ya me he inscrito rápidamente.

      Elimina
  3. Un pequeño grupo de seguidores de la casa Greyjoy...?

    Molt bo, precisament no fa massa temps van fer un reportatge sobre algunes d'aquestes illes, les que estan més al Nord de tot.
    Aquestes van passar de mans de Danesos a Escocesos, però hi ha un "buit legal", dons no consta enlloc la presa de possessió ni per tant la sobirania que ara detenta la corona anglesa.
    De fet existeix un nou Rey de la islas... un home propietari d'una illa no més gran que un camp de futbol l'ha declarat estat independent... fins hi tot ha enviat una carta a la Reina per fer-li saber i que quan vulgui pot fer una vista diplomàtica...

    ResponElimina