diumenge, 23 de desembre de 2012

Alejo Cuervo: un pionero en la Marca Hispanica de la fantasía y la ciencia ficción

Alejo Cuervo: un pionero en la Marca Hispanica de la fantasía y la ciencia ficción

"El realismo lleva implícito un mensaje muy peligroso: que existe una forma única y correcta de contemplar y entender el mundo. Como contrapartida, los «friquis» (me niego a adoptar la ka) estamos acostumbrados a vivir en territorio metafórico y, para nosotros, es casi automático entender la misma realidad desde distintos puntos de vista."
Alejo Cuervo


Para terminar el año este blog, el autor del cual se encuentra retirado en sus cuarteles de invierno,  tenemos el orgullo y la satisfacción de tener con nosotros a Alejo Cuervo, el editor de George Martin en España, activista social a fuer de librero y empresario pionero en el mundo de los roles y las letras. Un hombre que, como buen héroe, se ha forjado su destino a contracorriente pues Gigamesh empezó siendo un sueño y ahora es una realidad que navega viento a favor en tiempos de crisis. Y todo esto sin renunciar a ser uno mismo y hacer lo que a uno le gusta, que no es poco.
Este blog empezó también como una idea, una chispa de inspiración en medio de una bulliciosa clase de filosfía en un instituto de Igualada, cerca de Barcelona. El autor ha visto como el "dragoncito" ha ido creciendo de mano de las musas y la lectura de los primeros volumenes de George Martin. Queda mucho por explorar, aunque cada vez menos pues Canción de Fuego y Hielo va alejandose del Logos para sumergirse en el Mito y la fantasía. Y como decía el filósofo Ludwig Wittgenstein de lo que no puede hablarse es mejor callar. Y esto empezó como "terapia y divertimento" y así quiere seguir. Hemos conocido a gente, compartido ideas y puntos de vista, también alguna divergencia, lo cual no puede ser más satisfactorio pues la filosofía es ágora, libertad de opinión o se convierte en dogma, caverna y cárcel del alma.

Feliz Navidad y feliz Saturnalia!!


ENTREVISTA  A  ALEJO CUERVO RIEGER, librero y editor de Ediciones Gigamesh y “descubridor” en España de Canción de Hielo y Fuego de G. Martin

George Martin y Alejo Cuervo
Ante todo le agradecemos su amabilidad y facilidades para esta entrevista para el blog Juego de Tronos y la filosofía que trata de poner en relación la obra de G. Martin con la tradición cultural, literaria y filosófica occidental que va desde el Gilgamesh y la Ilíada hasta la actualidad, pasando por la tradición artúrica o la historia medieval europea y en especial anglosajona. De joven, el autor de este blog acudía a Gigamesh en peregrinación desde la Cataluña profunda para descubrir aquellas novedades que empezaban a acercar el rol y la fantasía a nuestro país, ya fueran en español o en inglés –lingua franca de la fantasía y la ciencia ficción-. Ese era un momento mágico y especial. Un ritual que se repetía una vez al año junto a otros “pioneros” del rol y el friquismo de base.

¿Desde tu posición privilegiada, como profesional y a la vez como aficionado como  valoras, en general, el cambio de la fantasía y la ciencia ficción, el rol y los wargames en España durante los últimos 20 años?

Podría decir, rápido y mal, que ha conquistado el mercado. Lo que antes era una rareza, ahora se ha convertido en referente natural para toda la juventud; hoy en día, el raro es el que no consume estas cosas.

En mi caso, este cambio se ha traducido en una toma de postura más agresiva a la hora de defender las virtudes del fantástico. Antiguamente postulaba que tenía tanto mérito como el realismo, y defendía sus valores ante el menosprecio generalizado que sufría. Ahora digo directamente que el realismo es pernicioso, y lo digo totalmente en serio. El realismo lleva implícito un mensaje muy peligroso: que existe una forma única y correcta de contemplar y entender el mundo. Como contrapartida, los «friquis» (me niego a adoptar la ka) estamos acostumbrados a vivir en territorio metafórico y, para nosotros, es casi automático entender la misma realidad desde distintos puntos de vista. Estamos mejor preparados para enfrentarnos a los conflictos que las personas formadas en los valores del realismo. Habla con cualquier responsable de recursos humanos y te confirmará que los friquis son siempre el personal menos conflictivo y más adaptable a los cambios. Y eso, huelga decirlo, es un valor cada vez más importante en los tiempos que corren.

¿Gigamesh ha visto como la zona de Arc de Triomf y Passeig de Sant Joan se convertía en la “milla de oro” del friquismo barcelonés. En vez de ir a menos habéis ido a más. Como se consigue esto ya que muchas veces los pioneros en un negocio no son los que se llevan la mejor parte?

Bueno, tiene nombre oficial hace tiempo: es el Triángulo Friqui de Barcelona. La diferencia principal que tiene con otras concentraciones friquis de otras ciudades es que en el Triángulo Friqui cada comercio ha optado por una especialización muy marcada, en lugar de intentar vender lo mismo que el vecino. Y por ello, el conjunto ha conseguido ser superior a la suma de las partes. A mí personalmente siempre me ha alegrado ver que abrían nuevos establecimientos en la zona, y espero que no decaiga.

¿Para un editorial como Gigamesh que ha supuesto, en cifras y difusión, un bombazo como ha sido Canción de Hielo y Fuego? ¿Cómo empezó Gigamesh y la editorial?


Ha sido una verdadera locura. Bueno, no: todavía lo es, y todavía estamos intentando adaptarnos. Antes del estreno de la adaptación de la HBO teníamos ya problemas con el crecimiento de ventas de la serie, y cuando se estrenó... las ventas se multiplicaron por diez. En una época en la que no existe financiación para nadie. Tuvimos que encajar ese crecimiento exclusivamente con nuestros propios recursos, que eran muy limitados. Las quejas del mercado fueron épicas, pero creo que en realidad también nos beneficiaron. En la actualidad llevamos vendidos más de un millón de libros de la serie en España, y hemos conseguido que no decaiga la demanda.


"El cubil del Dragón"
Todo empezó con un puesto de venta de libros que conseguí en el mercado de San Antonio durante mis días de estudiante. La librería la fundamos mi ex y yo en 1984, y abrimos con el mismo género que teníamos en el stand de la feria del libro que finalizó el día antes de la apertura... compartiendo el local con mi señora madre, que abrió una tienda de cerámica. Recuerdo que al principio vendíamos más las mañanas de domingo en San Antonio que en la librería durante toda la semana. Fue muy duro, desde luego. El ritmo cambió cuando empezamos con las importaciones y a ofrecer género que no se encontraba en otros comercios. Reformamos el local, nos quedamos con la parte de mi madre y empezamos a crecer a buen ritmo y de forma consistente.

En paralelo a toda esa actividad estuve colaborando con Ediciones Martínez Roca como asesor para fantasía primero y luego también para ciencia ficción, colaboración que llegó a su fin poco después de que la editorial fuese adquirida por Planeta. Un par de años después puse en marcha la línea editorial encargándome de todo desde la librería; los ocho primeros títulos de la colección los produje en solitario, y a partir de ahí entró la primera persona que desempeñó su trabajo específicamente para la editorial y que, a día de hoy, sigue a cargo de la producción.

¿Cómo contempla G. Martin el “monstruo” que ha creado y que le va a sobrevivir?

Emocionado y feliz por el éxito, desde luego, por mucho que también le esté costando copar con algunos aspectos de todo lo que entraña semejante popularidad. Pero creo que lo más importante es lo que tú mismo señalas en la pregunta: es perfectamente consciente de que su obra lo va a sobrevivir y que sus lectores futuros lo juzgarán por la calidad y no por el tiempo que se haya tomado para escribir cada una de las entregas. Siempre esgrime ese argumento para tomárselo con calma y desestimar la presión, y a mí personalmente me parece el mejor de los síntomas.


¿En tu opinión que es lo que hace de CHYF un hito en la literatura fantástica y que haya podido capturar a tanta gente, rompiendo el target natural de los libros de fantasía épica?

Snow y Fantasma en el Muro, uno de los iconos de la saga
Se suman numerosos factores, aparte de la calidad intrínseca de la obra, y desde mi punto de vista hay dos que son especialmente relevantes. Por un lado, la convicción de la escritura: está claro que no menosprecia el género y que se lo toma tanto o más en serio que sus lectores, cuidando todos y cada uno de los detalles. Y por otro, la subversión de expectativas. Cuando empezó con la serie había recabado diez años de experiencia como guionista y productor en Hollywood, que sumaba a todo el oficio adquirido durante su carrera de escritor de ciencia ficción, terror y fantasía. Conoce como nadie todas las convenciones y mecanismos de gratificación de los géneros, los explota a conciencia y, en última instancia, los subvierte, dándoselas con queso al lector. Y eso produce una experiencia endiablada: nunca sabes por dónde te va a salir y, cada vez que logra sorprenderte, te restriega por la cara algún truco del oficio: «No, no pienso dejarte disfrutar con ese recurso tan zafio. Sigue leyendo», parece comunicar después de ponértelo todo patas arriba.

¿Crees que la experiencia de Martin en el cine es lo que ha permitido que haya creado un producto que se ha adaptado como un guante a la televisión o es mérito exclusivo de HBO?


Él explica que acabó harto de Hollywood por la ingente cantidad de trabajo que producía y nunca llegaba a ver la luz, así como de tener que escribir con restricciones de presupuesto. En particular, cuando encaró las novelas, se desahogó adoptando un formato parecido pero sin tener que preocuparse por el presupuesto. El problema fue de otros después, y él es el primero en reconocer todo el mérito de la HBO, que tiene ahora que lidiar con toda esa complejidad nada comedida. Sintonizó de maravilla con los responsables del proyecto y está encantado con ellos, involucrándose con la producción de la serie hasta donde se atreve: el guión de un capítulo por temporada. Y no está mal qué capítulos ha venido eligiendo...

¿Qué piensa Martin del fenómeno en España? Cual es el país, aparte de EEUU, que ha mostrado más fervor por la obra de G. Martin?

Martin se siente especialmente bien acogido en España y su obra funciona, proporcionalmente, mejor aquí que en ningún otro mercado, a veces creo que incluso en su de mercado de origen. Los últimos datos de venta de los que dispongo, que no sé hasta qué punto están actualizados, eran de quince millones de ejemplares vendidos en todo mundo. Un millón de quince para España es una exageración, y no tiene precedentes en el ámbito del fantástico.

Los libros han funcionado especialmente bien en todo el mercado anglosajón, en Alemania y en Brasil, y están arrancando fuerte en México y Argentina. Sospecho que la calidad de las traducciones tiene mucho que ver con los resultados, y es de suponer que  aquí estemos capitalizando todo el mimo de producción que hemos venido volcando en los libros a lo largo de los años y que, de forma consciente o inconsciente, se transmite al lector.


El Papa Alejo, alter ego de
Alejo Cuervo en Fanhunter (Cels Piñol)
¿Tengo entendido que hay ediciones diferentes de CHYF en Latinoamerica. No lo edita Gigamesh para los otros países de habla hispana?

En Latinoamérica los edita Random usando nuestra traducción (y nuestra maqueta), y están muy contentos con los resultados, en particular en México y Argentina, pese a que quedan aún a cierta distancia de los españoles. Me imagino que es consecuencia de que ellos han entrado en esos mercados de la mano de la serie de la HBO, mientras que aquí teníamos una base ya desarrollada de fans activos cuando llegó el estreno. Asimismo se editan, usando nuestra traducción y maqueta, en el propio mercado estadounidense (El home market yanqui en castellano), bajo el sello Vintage, también del grupo Rándom.

¿Es cierta la “leyenda” que Gigamesh compró por solo 4.000 euros los derechos de la obra de Martin (entera) al español? Si es así son los 4.000 euros más rentables de Gigamesh?

Huy, no es exacto, pero algo hay de eso. La negociación se cerró en 5.000 dólares de adelanto para el contrato original de la primera novela. Esa cantidad se paga a cuenta de las ventas, y luego toca liquidar royalties por lo vendido, así que tampoco supuso la bicoca que podría parecer según como se explique. Los derechos que tuvimos que pagar por cada una de las entregas sucesivas crecieron conforme crecieron las expectativas de venta, evidentemente, y en algún caso llegaron a suponer verdaderos problemas de financiación. Con todo, el estreno de la adaptación televisiva ha convertido todos esos números en ridículos, y desde ese punto de vista sí puede decirse que fue un chollo estar embarcado en un negocio de esa magnitud con una inversión previa comparativamente pequeña.

¿En tiempos de crisis galopante, Gigamesh ha encontrado su camino? Que puedes decirle a la juventud para darle ánimos en los tiempos que corren?

Desde luego, no podemos quejarnos. Están cayendo chuzos de punta y a nosotros nos va mejor que nunca. Ahora tenemos medios para planificar estrategias a largo plazo y estamos en ello, aunque vayamos pasito a pasito.

¿Mi consejo para los jóvenes? Primero, que no se dejen tangar, que se sumen a la protesta y a cualquiera de los frentes que se han abierto para poner freno a la estafa que nos aqueja. Nada de agachar la cabeza, que esto es escandaloso. Nos afecta a todos, pero sobre todo a su futuro, y no hay que desfallecer. Toca dar la vara siempre que se pueda y en todo lo que se pueda.

En lo personal y lo profesional, que lo encaren todo como un proceso de aprendizaje permanente y que eviten la toma de decisiones basada en objetivos a corto plazo. En cualquier tipo de actividad, la actitud perfeccionista y la disposición a aprender de los errores acaban siendo siempre lo más rentable.

¿Por último, el Papa Alejo puede contar a alguno de los numerosos lectores del blog cuales son los siguientes planos de “dominación mundial”  de Gigamesh?

Alguna que otra cosa hay, sí. Si encuentro el local adecuado en el Triángulo Friqui, me plantearía muy en serio comprarlo y montar una auténtica gigalibrería con cara y ojos. También estoy estudiando opciones de insumisión fiscal para bloquear el pago de impuestos hasta que dimita el gobierno de Rajoy, que lo que viene haciendo esta gente es el mayor fraude democrático que se ha perpetrado en toda la historia de la Unión Europea. Tengo la mala costumbre de mojarme en todo lo que hago, y la situación que estamos viviendo me subleva. Se van a enterar estos... (Mwahaha!)

¡¡Muchas gracias!!

;)

La Mano del Rey