dijous, 24 de gener de 2013

Melisandre y el fuego de Heráclito (2ªparte)

Melisandre y el fuego de Heráclito (2ªparte)

“Hay hielo y también hay fuego. Odio y amor. Amargura y dulzura. Masculino  y femenino. Dolor y placer. Invierno y verano. Mal y bien. —Dio un paso hacia él—. Muerte y vida. Miréis hacia donde miréis, opuestos. Miréis hacia donde  miréis, la guerra.”
Melisandre



Tyrion y Shae (amargura-dulzura,
masculino-femenino)
En el último post comenté acerca de los parecidos razonables, al menos en lo que corresponde a la prosa, entre una frase de Melisandre, la Zoroástrica Dama Roja -como me advirtió un lector avispado- y la filosofía en forma de aforismos de Heráclito de Éfeso. Quedó pendiente un análisis más profundo de la sentencia de Melisandre, pues solo rozamos la superfície en la entrada anterior. Si nos fijamos vemos que Martin compone en el diálogo una serie de parejas más o menos complementarias. De un lado tenemos una lista de primeras palabras: hielo, odio, amargura, masculino, dolor, invierno, mal y muerte. Del otro: fuego, amor, dulzura, femenino, placer, verano, bien y vida. Como vemos aparece un bando claro dominado por palabras de significado triste o negativo (dolor, muerte, odio, amargura, mal) y asociadas a palabras cuyo significado negativo es relativo (invierno, hielo) que quedan asociadas a la masculinidad. Del otro en el bando "femenino" tenemos la dulzura, el placer, el amor y la vida. Grande Martin muy grande. 

S. Freud
Edd Stark, Hielo y muerte
De un lado tenemos el fuego de Daenerys y la espada Hielo de Ned Stark, la una viva y el otro muerto. También tenemos al amargado Stannis Baratheon y su dulce Melisandre susurrando bellas palabras al oído o al también desangelado Tyrion y su prostituta Shae. El dolor de los Stark  del Norte (winter is coming), y quizás el placer de la victoria en el Sur de los Tyrrell y los Martell cuando vuelva el verano. La muerte de los personajes masculinos (Vyseris, Roberth Baratheon, Edd Stark...) y la vida de los femeninos (Daenerys, madre de Dragones, Catelyn Stark, mater dolorosa y re...). La lucha eterna entre el Eros y el Tanatos de Freud en el delicioso final de El malestar en la cultura, obra clave que hay que leer y releer tan llena de sabiduría. ¿Quién ganarà la batalla eterna de los opuestos?


La Mano del Rey

9 comentaris:

  1. "Por lo que he gustado del deseo, estoy con los partidarios del fuego. Pero si tuviera que sucumbir dos veces, creo saber bastante acerca del odio como para decir que en la destrucción el hielo también es poderoso ", fragmento del poema de Robert Frost.
    Supongo que de ahí también la alusión fuego-pasión, hielo-odio.
    Lo curioso cuando pienso en Dany, es que cuando estaba con Drogo simbolizaba ese equilibrio entre lo masculino y lo femenino, entre fuerza y sensibilidad...al morir Drogo, parte de esa magia se perdió. Excelente post, saludos=)

    ResponElimina
    Respostes
    1. Genial el fragmento de Robert Frost (Hielo ha, ha!)

      Dany y Drogo es una entrada que tengo pendiente!!! HAce tiempo !!!

      Elimina
    2. Ah, Frost, cierto, jaja, ni cuenta me di!

      Elimina
  2. Buenos días, la filosofía es una materia que siempre me pareció fascinante, pero que tenía olvidada desde el instituto. Gracias a este blog que he descubierto hace poco y a la combinación de la filsofía con una de mis pasiones, Canción de hielo y fuego, he vuelto a recuperar el contacto y el interés en la materia.

    Muy buen post, como todos los que he leído. Aquí tenéis un nuevo seguidor.

    ResponElimina
    Respostes
    1. A mi me ha apsado lo mismo pero al revés. Me he reconciliado con la fantasia que tenia olvidada gracias a CHYF!! Ha, ha!!!
      ;)

      Elimina
  3. El verdadero valor de Martin es que tiene la habilidad de manipulando contrarios no cae en el maniqueismo, todos son unos cabrones si hace falta y todos unos angeles si les conviene

    ResponElimina
    Respostes
    1. Martin es un maestro de la ambigüedad. Melisandre por ejemplo es el personaje maniqueo por excelencia, ser Davos es su complemento perfecto!

      Elimina
  4. Estaba leyendo Festín de Cuervos y encontré esta cita en un capítulo de Jaime que me recuerda este juego de opuestos:

    "A su hermana le gustaba creerse una especie de Lord Tywin con tetas, pero estaba en un error. Su padre había sido despiadado e implacable como un glaciar, mientras que Cersei era toda fuego valyrio, más aún cuando le llevaban la contraria"

    Me encanta tu blog, felicitaciones!

    ResponElimina
    Respostes
    1. GRANDE!!!!!!!!!!!!!!!!! Una buena cita que demuestra que MArtin no juega a los dados!!!
      Hombre-hielo, mujer-fuego. Fantástico pq eso demuestra que podemos leer y releer con ojos diferentes estas grandes frases y encontramos un estilo, una permanencia, el Ser de la prosa de Martin.

      Gracias Carolina!!
      A mi me encanta que participen con sus comentarios!!
      ;)

      Elimina