dilluns, 14 de desembre de 2015

Reseña de El libro de las fantasías eróticas de Gloria T Dauden

Reseña de El libro de las fantasías eróticas de Gloria T Dauden

L'amor che move il sole e l'altre stelle (Paradiso XXXIII,145) 
La Divina Comedia

Resultat d'imatges de tiziano amor sacro amor profano
Amor sagrado, amor profano (Tiziano)

En plena magia medieval Dante escribió que era el amor el que movía el Sol y las estrellas, los planetas y la creación. El hombre, como ser intermedio entre Dios y los animales, formaba parte de esa copula mundi, una metáfora de la vorágine en constante movimiento, del universo que hacía el amor consigo mismo a través de dos principios eviternos: el masculino y el femenino. Una dualidad, la del género, que nos arrojaba a la existencia partida en el mundo material y que podía trascenderse a través del amor, el amor al cuerpo y al espíritu. El orgasmo es ese momento en que los hijos del tiempo, finitos y mortales, desafían al tiempo, pues en el instante del grito se detiene todo devenir y todo cambio y se vislumbra un anhelo de plenitud y de gozo, enseguida robado por la presencia inquietante de la muerte que siempre separa a los amantes. La escritora canaria Gloria T Dauden nos propone con su escritura sugerente y descriptiva, pero alejada de arabescos y giros barrocos, un viaje al lado erótico de la fantasía, del mundo de fantasía quiero decir. Un viaje también al centro de Eros, al núcleo duro del amor y del deseo, que son vecinos del odio y de la displicencia. Sus historias son un ejemplo magnífico de esa copula mundi, de se diálogo interno del escritor consigo mismo, de la escritura como camino hacia el inconsciente, como principium individuationis, que decía Carl Gustav Jung. Como ejemplo lean este maravilloso pasaje: 

Ella se volvió hacia mí y me besó con furia en los labios. Sabía un poco a vino. Me relamí. La maldita bruja me deseaba. Me miraba con los ojos llameantes, ardientes como sus rizos.
Le mordí el labio hasta hacer brotar una gota de sangre. Mis manos le agarraron con fuerza la espalda y luego uno de mis dedos se escurrió dentro del corsé. Apreté, como si sus tetas fueran arcilla que pudiese modelar. Ella gimió muy suave. El cuchillo latía contra mi  piel.

Resultat d'imatges de libro fantasías eroticas dauden
El libro de FAE
La hibridación de géneros es algo muy en boga pues ser original del todo cuesta sangre, sudor y lágrimas, pues sin que se pueda decir que todo está inventado si que hay muchas novelas de fantasía en el mercado para encontrar propuestas nuevas. Y aquí tenemos una de ellas. El libro, disponible en ebook y próximamente en papel, se organiza a partir de una historia central protagonizada por Fae (contracción de fantasía erótica) y Lady Blod, un personaje de una de sus anteriores historias, y a través de la cual se relatan breves relatos protagonizados por variopintos personajes, que aman y odian, que gozan y sufren. Fae aspira a recobrar esa plenitud de la que ha gozado antes y que no puede recuperar y se adentra en un laberinto de pasiones y fantasías. Leamos:

Su imaginación, antes llena de vivas imágenes, tactos y olores, la había abandonado de golpe. Hacía casi dos años de eso y desde entonces había buscado incansable un remedio. Había seguido invitando amantes a su lecho; hombres y mujeres habían retozado entre sus sedas, pero cada vez con menos frecuencia, pues Fae solo era capaz de sentir apatía ante sus cuerpos y sus caricias. Llegó así un día en el que simplemente se encerró en su torre con el lobo y expulsó al mundo entero. Sus colores y sabores ya no le despertaban ningún ardor ahora que había perdido su capacidad de imaginar nuevos juegos.

Ilustración promocional (Leticia Zamora)
Hay límites en el acoplamiento de los cuerpos, en ese ir y venir de personajes como Lilith y su amante sorprendido, fantasías con la Sombra en forma de Incubos y demonios, una pleyade de cazadores cazados que nos transmiten una atmósfera de tenue dominación femenina. Más allá del amor lésbico y libre y el éxtasis orgiástico como en el fenomenal capítulo  La galería de espejos donde asistimos a un banquete con comensales exquisitos sacados de la historia del arte. Gloria no tiene miedo de llevarnos allí donde nuestra imaginación se turba, los ojos se pausan y la boca hace una mueca socarrona antes de seguir leyendo. Es evidente que la escritora disfruta de su oficio y eso se transmite al lector que se queda incluso con ganas de más. Pero no contarlo todo es también de buen escritor. Seguro que Freud se habría hecho un buen tratados sobre la nostalgia femenina del falo a partir de estos relatos llenos de deseos insatisfechos y fetichismos como el del magnífico extracto que reproducimos:

Fae deseó que Lady se levantara y fuera hacia ella, pero no lo hizo y, según el hombre mecánico continuaba con sus atenciones, Fae fue olvidándose de su diosa de ojos pálidos. Ya tendrían tiempo para verse y tocarse. Echó la cabeza hacia atrás mientras su amante mecánico la sujetaba de las caderas y la penetraba. Lo agarró del cabello, fino como hecho de hilos de oro, y gritó. Su voz, entremezclada con la melodía de gemidos, resonó entre las paredes blancas del templete.

Ver al otro lado no es viajar solo a un mundo paralelo al nuestro, lo que llamamos realidad, sino hacerlo desde otros parámetros. Aunque César Mallorquí diga que realidad es lo que se inventan los que no tienen imaginación. Imaginación es casi siempre sinónimo de fantasía aunque esta palabra tenga cuando hablamos de erotismo otro significado, cargado de dobles significados y preñado de frutos prohibidos. Gloria nos lleva a un mundo de deseos carnales que son saciados por criaturas que, inexplicablemente, aparecen asexuadas en la mayoría de relatos de fantasía, cuando en origen toda la mitología antigua provenía de esa fuente de la vida que es la sexualidad. Cruzar la puerta, danzar al son de la flauta del fauno mientras un sátiro se acerca amenazante rodeado de un grupo de ninfas que portan una máscara de ciervo y un cuchillo para despedazarnos. He ahí el camino de la Diosa Blanca, una diosa a la que Gloria rinde culto con su singular escritura la cual me parece que podemos emparentar con el siguiente párrafo de Norman Mailer en Anuncios para mi mismo:

“Queremos la violencia de la orgía, pero sin el crimen, la calidez del placer sin la angustia del dolor, y mientras el futuro se cierne como una pesadilla y nosotros seguimos echándonos a perder…, somos los cobardes que debemos defender el valor, el sexo, la conciencia, la belleza del cuerpo, la búsqueda del amor y la aspiración a lo que puede ser, al fin y al cabo, un destino heroico.”





Esperemos que la reseña les invite a pasearse por el mundo onírico de Gloria T Dauden (en la foto). Pueden contactar con la autora y seguirla en las redes sociales siguiendo los enlaces inferiores y comprar los relatos en amazon:

http://gloriatdauden.blogspot.com.es/p/biografia-artistica.html

https://twitter.com/GloriaDauden

http://www.gloriatdauden.com/


EL LIBRO DE LAS FANTASÍAS ERÓTICAS. FAE:
http://www.amazon.es/dp/B0141UYLG8
http://www.amazon.com.mx/dp/B0141UYLG8







La Mano del Rey

dimecres, 2 de desembre de 2015

Merlí (sempre han tingut bec les oques)

Merlí (sempre han tingut bec les oques)

 “Per alguns la filosofia és una miserable col amb patates i per altres serà un plat de caviar”
Merlí Bergeron

Merlí i els Peripatètics
Que Catalunya és una terra amb una escassa tradició filosòfica seria una afirmació fàcil de rebatre. Però fins ara havia estat més carn de la graella del Canal 33 que del prime time de la televisió pública de Catalunya. Des de la figura singular, mística, i alhora matemática i racionalista de Ramón Llul, mallorquí fill de conqueridors catalans, hi ha hagut una tradició de pensament que ha estat sobretot centrada en el Dret i l'Ètica, aplicació pràctica de les grans nocions filosòfiques. D'ençà de la petjada d'Empúries, bressol de la civilització grega a Ibèria, i a la vegada la famosa Marca Hispànica, terra de conqueridors francs que van dur el seu gust per les llegendes anomenades Matèria de Bretanya ha estat aquesta una terra pagana i cristiana. En aquestes llegendes una de les figures principals era el mag Merlí, mestre del rei Artús. Merlí és el mentor del jove rei, de forma semblant que Aristòtil ho va ser d'Alexandre el Gran, Obi Wan de Luke Skywalker o Dumbleddore de Harry Potter.  Merli és també el nom d'aquest singular professor de filosofia -interpretat brillantment per Francesc Orella- que té un cognom fonèticament de regust francès (Bergeron) per acabar de reblar el clau. I que no és per a res un filòsof cristià a l'estil Francesc Torralba, per citar un dels filòsofs catalans més actuals o el pedagog i docent de la UAB en Joan-Carles Mèlich. 
Merlí i el rei Artús
          Tot i que m'inclinaria a pensar que el cognom Bergeron és més un homenatge a Harrison Bergeron, un relat de Kurt Vonnegut. Al relat de Vonnegut, el govern, per tal d'igualar resultats desenvolupa una societat de control que obliga els més intel·ligents, els més atractius, als més forts i els més ràpids a fer servir dispositius que bloquegin les seves habilitats perquè no puguin treure avantatge d'elles davant dels altres, anomenats "handicaps". La societat en general està satisfeta amb la mediocritat en aquest ordre igualitarista de les coses, en part a causa de l'estupidesa generalitzada que provoquen aquests handicaps. No obstant això, un adolescent de nom Harrison Bergeron decideix rebel·lar-se i utilitzar la seva intel·ligència, bellesa i destresa física en televisió nacional, buscant inspirar a la resta de les persones perquè abandonin els seus handicaps i desenvolupin el seu potencial humà.
No sabem si Héctor Lozano, guionista i pare de la criatura, tenia al cap aquest relat (reconeix haver-se inspirat en un amic professor de Literatura), però realment encaixa força amb la visió tant personal (i personalista) que té Merlí del seu ofici, de l'institució educativa on treballa (i a la qual questiona constantment portant força maldecaps al seu director). Merlí és un enfant terrible i és aquí on troba la complicitat dels espectadors que, juntament amb el gran i encertat elenc de joves actors, troben en ell el ganxo per seguir amb força èxit d'audiència la sèrie. Les històries, que a cada capítol tenen el nom d'un filòsof diferent, expliquen les vicissituds d'aquest personatge i dels seus alumnes pels viaranys de l'existència adolescent, sempre tant complicada com la vida mateixa dels adults que, protegits per les seves màscares semblen estar al marge de les peripècies vitals més profanes: tot i que només ho sembla. És també un homenatge a l'esperit encarnat per Robin Williams a El club dels poetes morts. L'audiència ha respost molt bé i sobretot entre el públic jove, així que l'objectiu que s'havia marcat l'equip creador és positiu i per tant es pot parlar d'un èxit comercial i a nivell de crítica no hi ha hagut queixes. Sembla que a més a més hi haurà una segona temporada i que serà traduïda a d'altres idiomes i emesa a tot l'estat espanyol. Es repetirà l'efecte Polseres Vermelles amb adaptació americana? Difícil, però la màgia és magia.

Aristòtil i Alexandre (El Gran)
Els orígens de la filosofia es remunten a un grup de pensadors que reflexionaven sobre l'origen de l'univers (els mal anomenats presocràtics) durant la transició de la Grècia Arcaica a la Grècia Clàssica (el tòpic pas del Mite el Logos). Però és amb Sòcrates, i sobretot amb el seu deixeble Plató, quan es consolida l'arquetip del filòsof com a educador moral i intel·lectual del jovent, l'erastes que va plantant arreu les llavors d'allò bo, bell, vertader i just. Una idea que topa amb la educació sofística, basada en l'aprenentatge de competències i tècniques d'oratòria per triomfar políticament a l'Àgora. És en Merlí Bergeron un sofista o un educador socràtic? Cap de les dues coses, ja que Merlí pràctica una pedagogia subversiva, no moralista, ni tampoc es dedica al cultiu exacte i exhaustiu del temari. Tampoc és el paradigma de l'educador postmodern, ja que no és "enrollat" o un hipster de facultat universitària. Merlí Bergeron és com un pagès d'abans, sincer, viu, savi que ha après a cops. Per les maneres no sembla un home especialment culte, tot i que ho és, però té cops de mà sovint en l'estil Woody Allen -la mare de Merlí és un personatge força neuròtic- i amb rampells tarantinescos en les relacions amb les dones. De fet, el tracte de la dona a la sèrie ha estat objecte d'alguna queixa en algun mitjà. Guerra de sexes? Probablement.  No podem oblidar que l'amor (ja sigui eros, àgape o caritas) ha estat un dels temes centrals de la filosofía, de la qual sempre s'ha dit que sorgeix de l'amor cap a la saviesa, però potser cal entendre-la més  com una saviesa de l'amor. I Merlí és una sèrie que tracta d'aquesta sendera, no pas una autopista ben encarrilada, que és el viatge de la vida, i l'experiència i cerca de l'amor

Evidentment, en Merlí ja no és el camell que porta la seva creu, l'home kantià fidel a les normes sinó que sembla més el lleó que está disposat a devorar-les. I les seves relacions amb els companys de l'institut se'n ressenten, especialment  la que manté amb el professor de català que és tant antipàtic que està fet a propòsit, el sofert director que ha d'aguantar les seves "merlinades"... Probablement, l'ideal del docent seria més un altre, amb una pedagogia més creativa que subversiva, que compaginés el joc i el saber, sense destruir les normes o posar-les cap per avall constantment. Ja que en una classe real el professor sempre és a l'ull de l'huracà, com un estoic esperant que l'onada passi de llarg i no se'l emporti. Merlí gaudeix del vertígen d'esverar la classe, i sempre sap com calmar-la, ja sigui afegint-se a la gresca. És clar una simulació, una ficció que l'espectador, amant del pacte entre narrador i client, accepta com a veritat durant uns 50 minuts. Personalment no he seguit tots els capítols ja que l'endemà cal matinar-se i afrontar les veritats de l'aula, però no m'han desagradat les trames tot i que esperaria més filosofia a la sèrie, entenet que aleshores l'audiència desconnectaria potser de la narració i soc conscient que la filosofia gairebé sempre ha estat un vici solitari.


Els mateixos actors expliquen en una entrevista que per ells la filosofia de Merlí portaria al caos. Personalment, de fa temps que he defensat que la filosofia busca l'ordre, però sembra el caos, almenys momentàniament. Degut probablement al principi d'incertesa. Com més informació tenim més incertesa se'ns genera, almenys a curt termini. De fet, jo he pensat sempre que l'autoritària reacció  platònica a l'educació dels sofistes com una advertència dels perills que Plató, psicòleg i sociòleg avant la lettre, va comprovar que tenia donar coneixement als joves. La societat atenesa, transformada pel dinamisme econòmic i mercantil de la ciutat, i ja en trànsit a l'abandonament dels mites com a eina única de pedagogia i comprensió de la realitat es trobava en procés de mutació. Exactament com ara, a principis de segle XXI, ens trobem desorientats davant els reptes de la societat, la política i la societat. Com explica el filòsof Jose Antonio Marina al seu excel·lent llibre Las culturas fracasadas, es pot comprendre que la desvetllada capacitat intel·lectual  porta l'individu a la pròpia consciència i aquesta a l'individualisme i a la crítica dels sistemes socials, que com a eines de dominació que són, necessiten sovint més ordre i jerarquia que no pas llibertat i autonomia moral. La metàfora del formiguer que fa servir Marina al seu llibre és excel·lent.
Així doncs, el desvetllament de la consciència va fer l'home més intel·ligent, però no necessàriament més savi. Perquè la saviesa, si és que existeix tal cosa, sovint s'adquireix amb l'edat. Amb el desenvolupament de les àrees prefrontals del neocòrtex que regulen millor les embranzides i estrebades dels sistemes límbics i reptilià, que regulen les funcions més instintives i emocionals; més a còpia d'encerts i errors i d'introspeccions socràtiques que no pas amb llibres que sovint acaben creant edificis intel·lectuals brillants, però fràgils i escapistes. No tenim clar encara si en Merlí és un exemple a seguir, o més aviat el testimoni simpàtic d'un  home que tot i estar en la maduresa viu en la intempèrie emocional i laboral i tracta d'adaptar-se a  un món canviant, surfejant el caos de la vida líquida i postmoderna, tot encertant-la a vegades i espifiant-la en d'altres. Un home que no és pas infalible sinó un home de carn i ossos, que sovint sembla perseguir les dones com un Peter Pan narcís i necessitat d'afecte. Res que pogui ser jutjat des d'un punt de vista moral i menys encara  moralista ja que la naturalesa humana és i ha estat sempre la mateixa i sempre han tingut bec les oques.


Bernat Roca







dilluns, 23 de novembre de 2015

Sorteo de invierno (Danza de Dragones la expansión)

Sorteo de invierno (Danza de Dragones la expansión)


El invierno ha llamado a las puertas y le hemos dado la bienvenida. Para celebrar que ya queda menos para la salida del 6º libro de la saga y para el estreno de la nueva temporada de HBO hemos organizado un sorteo conjuntamente a la cuenta de Twitter @JuegoDeTronosTM. El sorteo se realizará mediante la red social de Twitter a partir de retweets y favoritos en las cuentas @JuegoDeTronosTM y @jdtfilosofia desde la aparición del primer tweet en cada una de las cuentas, indistintamente, hasta el 16 de diciembre. El hastag oficial será #danzadedragones2015

El regalo consiste en un ejemplar de la expansión Danza de Dragones en inglés del juego de tablero de Edge Entertaintment y un ejemplar del libro Filosofía de hielo y fuego. ¡Muy sencillo!

La Mano del Rey

dimecres, 18 de novembre de 2015

El caballero de los siete reinos (breve reseña)

El caballero de los siete reinos (breve reseña)

"Daemon tenía la piedad justa que conviene a un rey y contaba con el favor de los grandes caballeros del reino. Lord Cuervo de sangre querría que sus nombres cayeran en el olvido, así que nos ha prohibido cantar sus hazañas, pero yo lo recuerdo"
La espada leal

El caballero de los Siete Reinos
(ediciones Gigamesh)
"Es necesario un hombre para reinar. Un Aegon, no un Egg. Mata al niño y deja que el hombre nazca."
Aemon Targaryen, Danza de Dragones

Mientras los lectores de la saga CHYF esperan que lleguen los Vientos de invierno hay aún sendas por recorrer en Poniente. Las andanzas de Dunk y Egg son historias ambientadas unos casi 100 años antes de las historias de Juego de Tronos. Es decir que son precuelas de las historias anteriores incluso a la Rebelión de Robert. Martin describe en ellas un mundo cortesano en su esplendor, aunque anidan ya atisbos de decadencia, pues los Targaryen se enfrentan entre ellos por el trono. Se explican las enrevesadas tramas de las revueltas de los Fuegoscuro, los que como apunta el ilustrador E. Corominas en el cachondo prólogo del libro parecen gozar de gran estima por George R.R. Martin, y por tanto pueden tener un gran papel en el Juego de Tronos, algo que empieza a husmearse en Danza de Dragones. También se producen en Poniente epidemias mortíferas que afectan por igual a la realeza como al pueblo. Hay un cierto regusto a todo el esplendoroso siglo XIV y a los inicios de la guerra de los 100 años. Al tiempo de esplendor caballeresco de la corte de Eduardo III, las crisis en el reino de Francia, los campos asolados por epidemias y mercenarios, los "routiers" de Bertrand Du Guesclin, quién protagonizó la famosa frase durante el drama de Montiel, en la Guerra Civil Castellana: "yo no quito ni pongo rey". Un mundo también idealizado por Hal Foster en el Príncipe ValienteEse mundo engalanado y cortés que con sus Ordenes de caballería  quería remembrar el mundo arturico del pasado. Thomas Malory, uno de los padres de casi todo lo caballeresco, estaba por llegar al poco. Volviendo a los cuentos de Dunk y Egg hay uno de esos personajes que tiene un gran papel en Danza de dragones, aunque nos guardaremos el secreto. Sabemos que el destino de Dunk y Egg, quién accedió al poder como Aegon V Targaryen, estuvo atado al trágico destino de los Targaryen hasta el final de sus días en el incendio de Refugio Estival. 
Ilustración de Enrique Corominas

Los cuentos siguen la estela de las narraciones de caballerías al estilo Ivanhoe o El talismán de Walter Scott, con ese tono romántico, en el ambiente no en la prosa, de caballeros que trasfiguran sus ropajes y no muestran su verdadera identidad, damas que cortejar cuando el romance aún era respetado en Poniente, torneos con finales sorprendentes y acción, mucha acción. Esa quizás sea la gran diferencia con la saga literaria. Pues si en CHYF pesan más las tramas políticas y los arcos de transformación de los personajes aquí vemos que la acción se sucede más relacionada con combates y peleas. El primer cuento me parece que tiene resonancias en la película Destino de caballero (Knight's tale,  basada a su vez en uno de los Cuentos de Canterbury de Chaucer) posterior a la publicación del cuento. 

Las narraciones son excelentes y llenas de pequeños detalles aunque haya que echar mano de árboles genealógicos, el Mundo de Hielo y Fuego, o en su defecto  de las wikis de hielo y fuego para seguir todo el entramado de personajes, algo a lo que Martin nos tiene acostumbrados, aunque en este caso siempre seguimos a los mismos personajes y no por capítulos como en la saga "madre". Más allá de estos cuentos o relatos breves, que son tres de momento -ya habían aparecido en cómic- aunque haya prevista la publicación de algunos más adelante (gritos de horror de los fans que esperan que George se centre en terminar la trama principal de Poniente, o sea los libros sexto y séptimo de CHYF). El invierno se acerca y hay mucho por leer. Entren en Poniente y conozcan las raíces de la historia de Juego de Tronos. ¡Por navidades ya saben que regalar o autoregalarse!


La Mano del Rey

dimecres, 4 de novembre de 2015

El conjuro

El conjuro

"La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada."
Sören Kierkegard

Mi maestra me dijo una vez: no todos podemos ser inteligentes, pero sí podemos ser sabios. Cuando comprendí esas palabras ya era tarde. Y mi soberbia me había llevado al abismo. 
—¿Y qué es ser sabio, maestra? 
—Ser sabio es saber qué hacer en cada momento. Ser oportuno. 
—¿Oportuno? — repetí en voz baja.
—Oportuno, hija mía. 
Yo no era la hija de Nauriel, solo su aprendiz. La última de sus aprendices, pues Nauriel contaba ya más de doscientos inviernos como bruja y hechicera. Había visto nacer los Robles Dorados de Aülen, oído cantar al búho Anhel en el alba carmesí de las lunas sangrientas y cantado todas y cada una de las canciones de los bosques. Nauriel podía curarte con un abrazo y helarte con una mirada. 
—Los hombres antiguos se cegaron al abrir demasiado los ojos. Si bien la lumbre de un fuego permite ver, la luz del sol nos ciega. El fuego, como el amor, nos da calor pero también quema. 
—¿El amor? ¿Qué tiene que ver con ello maestra? 
—El amor no siempre es bello. El enamorado sí es bello porque es mago y hechicero.  Pero el amor es áspero, duro. Duerme en las calles y en las cunetas. Pero siempre es sabio. 
Sus palabras resonaron en mi todo el verano, el último que pasé con ella pues al invierno siguiente se retiró a los bosques profundos para morir en paz con Eyra, la madre de todos. Yo emprendí mi camino, y partí a los reinos de los hombres a buscar aprendices de magia. Encontré a uno que parecía el mejor de todos. Alto y guapo, atrevido y de ojos negros como el ébano y listo como un zorro.    Quise enseñarle todo cuanto sabía. Lo tomé como pupilo, y le enseñé con rapidez. Y cuando me di cuenta me había robado mis libros y mis años, mi alma y también mi cuerpo. Pero le amaba. Y aun habiendo perdido todo  y vagando sola por las calles de Euriclea aún me quedaba un conjuro para volver al mundo: el perdón. 





Bernat Roca

diumenge, 1 de novembre de 2015

Los dados de rol: orígenes en la alquímia y la Atenas de Platón

Los dados de rol: orígenes en la alquímia y la Atenas de Platón

"El tiempo es un niño que juega con los dados; el reino de un niño"
Heráclito, filósofo presocrático

"Dios no solo juega a los dados sino que a veces los lanza donde no podemos verlos"
S. Hawking

Dados de rol
(fuente: Como crear un juego de rol perfecto)
Hay algo fetichista y esotérico en los dados. Todo jugador de rol, o incluso de parchís u otros juegos fuera del ámbito rolero, sabe que hay mil y una supersticiones alrededor de los dados al escogerlos, tirarlos, dejarlos a otro jugador, etc. Hay muchas empresas de dados que han llenado un nicho de mercado con dados maravillosos y personalizados. 
Antiguamente los juegos de dados fueron prohibidos y perseguidos, especialmente en la edad media por la Iglesia. ¿Era el azar, como el amor, obra del demonio o Dios estaba también tras todo asunto  divertido y mundano? Aristóteles había dicho: "Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego". También los juegos de rol han tenido que luchar por su normalización en un país no siempre abierto a lo diferente. Siempre hubo en los dados un mensaje hermético, alquímico, como un insecto capturado en ambar. Ciencia  y magia fueron siempre de la mano hasta que la Ilustración, con su voluntad de racionalización, separó entre realismo y ciencia y magia e idealismo. A la Ilustración le siguió el Romanticismo, del cual la literatura de Ciencia Ficción y Fantasía es hija legítima. Para Carl Jung la alquimia medieval era el enlace secreto entre la ciencia del Renacimiento y la Antiguedad Clásica. Johannes Kepler, astónomo y matemático alemán, publicó en 1619 el Harmonices mundi (La armonía de los mundos). El libro contiene la primera formulación de la tercera ley del movimiento planetario. Y que relacionaba con la música de las esferas, una idea que provenía de Pitágoras y sus acólitos y que relacionaba la armonía del hombre con las matemáticas y el cosmos. 
En esta obra muestra sus intentos de fijar las órbitas de los planetas en el interior de poliedros perfectos o sólidos platónicos tal y como había hecho en una obra anterior Misterium cosmographicum. ¿Pero que son los sólidos platónicos?

Sólidos platónicos
Los sólidos platónicos o regulares son poliedros convexos tal que todas sus caras son polígonos regulares iguales entre sí, y en que todos los ángulos sólidos son iguales. Reciben este nombre en honor al filósofo ateniense Platón (S. V-IV a.C), a quien se atribuye haberlos estudiado en primera instancia, aunque probablemente fueran conocidos por matemáticos anteriores como Teeteto o Pitágoras. Los griegos fueron un pueblo elegido e iluminado pues guiados por su audacia intelectual y valor militar crearon las bases de la cultura occidental tal y como la conocemos, a pesar de utilizar conocimientos que otros pueblos ya habían adquirido. Los filósofos griegos vieron que la educación era el elemento central de la ciudad justa, que solo un buen ciudadano puede crear una sociedad donde valga la pena vivir. Y las bases de esa educación eran la matemática, la  música y la retórica. Recordemos las frases magníficas de Platón:
"El hombre es una especie de juguete creado por Dios, dejadle jugar por tanto a los juegos que más le diviertan a pesar de que éso contradiga a lo que se cree bueno en nuestros tiempos."
"Los Dioses no existen, tan solo son seres poderosos venidos de los mundos lejanos de fuera de la Tierra, el conocimiento de estos hechos y de su intervención en la evolución del hombre, nos hacen libres del miedo que les tenéis sus servidores."

Alquímia y matemáticas
Se les llegó a atribuir incluso propiedades mágicas o místicas. En el Timeo,diálogo cosmológico de Platón, se dice: El fuego está formado por tetraedros; el aire, de octaedros; el agua, de icosaedros; la tierra de cubos; y como aún es posible una quinta forma, el Demiürgo ha utilizado ésta, el dodecaedro pentagonal, para que sirva de límite al mundo.

Así pues los sólidos se correspondían con los 4 elementos y también  con el Alma del mundo (Anima mundi). Ahí tienen una buena idea para desarrollar un juego de rol basado en los elementos. En los juegos de rol eso equivaldría a la clasificación siguiente: 
  • Tetraedro (Dado de 4 caras): elemento Fuego.
  • Cubo (Dado de 6 caras): elemento Tierra.
  • Octaedro (Dado de 8 caras): elemento Aire.
  • Icosaedro (Dado de 20 caras): elemento Agua.
  • Dodecaedro (Dado de 12 caras): el límite del universo, propio de los Dioses.
Papel, dados, lápices y goma
un camino sencillo a lo eterno
Einstein dijo que Dios no jugaba a los dados, esto venía a decir que el Universo estaba ordenado por alguna razón. Hawking en cambio desechaba esa idea. Siempre hubo y habrá en el génesis de los juegos de rol una semilla anglosajona. Los juegos de rol siempre fueron un refugio para las mentes inquietas, soñadoras e imaginativas, como eran las de muchos filósofos, científicos, artistas, músicos que vieron en la Alquímia y la magia una fuente inagotable de inspiración. En el juego de rol uno desarrolla otra faceta de su alma, un arquetipo quizás por descubrir, o para desechar. Ser otro es una manera de conocerse a si mismo. Muchos mundos dentro de un solo mundo. Como explica Carl Sagan en su brillante ensayo Los dragones del Éden
Es posible que deportes como el béisbol, el fútbol y la lucha libre, así como las pruebas atléticas y las competiciones de campo a través, el juego del ajedrez y la guerra en general deban su atractivo, así como la gran participación que en ellos tiene la población masculina, a estas condiciones para la caza «impresas» en nuestro cerebro que tanta utilidad han reportado al hombre durante millones de años, pero que hoy pierden progresivamente aplicaciones prácticas. 

Para J. Huzinga toda la cultura humana brotaba del juego. En el juego eramos libres porque teníamos normas. Para los griegos el juego y el amor eran muy importantes, pues ambos eran medidadores entre hombres y dioses. El amor siempre fue comparado con el azar, recuerden los amargos versos de Ausiás March, caballero valenciano (A joc de daus vos acompararé). Fue considerado por algunos como Empédocles un elemento más que, junto al Odio, podría explicar el Todo.Ya que ambos provocan que las cosas se junten y se separen. Y si fuera ese amor lo que uniese, recordando la fantástica película biográfica de S. Hawking, la física de los guisantes y las patatas. ¿Y si realmente solo el juego, que es una suprema manifestación de amor y una canalización de rivalidades y odios tan humanos, demasiado humanos, pudiera reconciliarnos como especie inteligente? ¿Y si el paso que nos falta para ser verdaderos homos sapiens sea el de ser verdaderos homo ludens, como anticipó brillantemente J. Huizinga? 


La Mano del Rey




divendres, 30 d’octubre de 2015

Ser Barristan Selmy, el Jedi de Poniente

Ser Barristan Selmy, el Jedi de Poniente

"Es el código de caballería, no la espada, lo que hace a un caballero. Sin honor, en nada se distingue de un vulgar asesino."
Ser Barristan Selmy, Danza de Dragones

"El buen caballero es sincero hasta el final , incluso en su día más aciago."
Melisandre, Tormenta de Espadas



Obi Wan Kenobi, arquetipo de caballero
Ser Barristan Selmy es sin duda el último Jedi de Poniente. El "Obi Wan Kenobi" que nunca debió morir a manos de los Hijos de la Arpía, una muerte indigna de tan grande espadachín. Una afrenta de D&D a todos los lectores de la saga, incluso al propio actor Ian McElhinney, que había leído los libros y descubrió sorprendido que no tenía tanto papel en la 5ª temporada llegando a la conclusión que moría antes de tiempo. Barristan Selmy fue un famoso héroe y caballero de los Siete Reinos. Fue miembro de la Guardia Real de Aerys II Targaryen y tras la Guerra del Usurpador, Lord Comandante de la Guardia Real de los reyes Robert  y Joffrey  Baratheon. Destituido de su cargo y expulsado de la Guardia Real por el rey Joffrey. Se exilió en Essos jurando lealtad a la reina Daenerys Targaryen. Sus palabras en Juego de Tronos, primer libro de la saga, son todo un tratado de ética caballeresca: 

"Un salón donde morir, y hombres para que me entierren. Muchas gracias, señores míos ... pero escupo sobre vuestra compasión... Soy un caballero... Y moriré siendo un caballero."

Ser Barristan, caballero hasta el final
Charlando con Alejo Cuervo, editor de G.R.R. Martin, nos comentó que el Príncipe Valiente de Hal Foster, la brillante saga de còmics de trasfondo artúrico, eran probablemente una gran influencia inesperada en la narrativa del bardo de New Jersey. Su admiración por la caballería, por el mundo engalanado, cortés y suntuoso de la Europa Medieval es uno de los puntos fuertes de sus novelas, especialmente las anteriores a la Rebelión de Robert. La narrativa romántica de Walter Scott y la pintura prerafaelita de la época victoriana pusieron de moda el ideal caballeresco que la modernidad y la  industrialización habían prácticamente reducido a cenizas. Un ideal que siempre fue un ideal, pero cuya nostalgia se percibe en John Steinbeck, en Tolkien, en las escasas cargas de caballería durante la primera Guerra Mundial.  El mundo había cambiado. La guerra se medía en el terreno económico, diplomático y tecnológico. Esto es algo que en Poniente aún no ha sucedido del todo, pero está empezando a producirse. Y justo en ese momento llegarán la magia, los dragones, el Invierno, los Otros y quizás los Dioses. 

Barrsitan, mentor político
de Daenerys, la "Alejandro Magno"
de Essos
La figura romántica de Ser Barristan se yergue gigante en el entramado político de los Lannister en la corte. Comparemos a Tywin, figura renacentista y maquiavélica, frente al honrado Barristan, que cambia de bando cuando percibe que la ley del reino no es ni justa ni ética. Las maquinaciones de Petyr sonrojan a cualquiera comparado con un hombre capaz de arriesgar su vida por enmendar los errores del pasado (la traición a los Targaryen). Mentor político y aristotélico de la Madre de Dragones, al igual que Obi Wan fue mentor de Luke Skywalker, enmendando sus errores como mentor del joven Anakin. Obi Wan también fue un mentor brillante. Recordemos las palabras de Anakin a la reina Padme Amidala:

Obi-Wan es un gran mentor. Tan sabio como el Maestro Yoda y tan poderoso como el Maestro Windu.

Los hombres vivimos ya vividas. El eterno retorno de las cosas hace que las diferentes leyendas y los mitos sean un mismo cuento con mil máscaras. El trabajo de los artistas y creadores es alumbrar nuevos mitos que permitan comprender la experiencia humana, la experiencia de estar vivos y dar lo mejor de nosotros mismos. La sombra de Joseph Campbell es muy alargada. Follow your bliss. Obi Wan también reaparece justo para salvar la vida a Laia Organa, al igual que Barristan reaparece como Arstan Barbablanca para salvar la vida a Daenerys. Recordemos la cita de Karl Marx: La tradición de todas las generaciones muertas oprime como una pesadilla el cerebro de los vivos. Y comparemos con las palabras de Tyrion Lannsiter:

 No somos más que marionetas, nos mueven los hilos de los que nos precedieron, y algún día nuestros hijos tendrán que bailar como les dicten nuestros hilos.

El dolor hace a los hombres lo que son
En el caso de Ser Barristan él apoyó al Usurpador porque desobedeció a su padre Lyonel Selmy, señor de Torreón Cosecha en las tierras de la Tormenta. Ese pecado de juventud le llevó al bando equivocado más adelante, pues los Lannister finalmente se hacen con el poder ya que Robert Baratheon fue un gran guerrero, pero un pésimo esposo y gobernante.  El azar y su conciencia le llevan a tener una oportunidad para redimirse. Somos héroes con un manojo de arquetipos disponibles en la mochila de nuestra alma. El reino del padre está entre nosotros pero los hombres no pueden verlo. El caballero siempre debe dejarlo todo para partir hacia el Grial. La vasta aspiración a la nobleza siempre puede realizarse. Hay que darse. En palabras de Obi Wan Kenobi: El legado de esta misión es el dolor.



La Mano del Rey


El banquete de los trasgos II (La playa)

El banquete de los trasgos II (La playa)

Un mar de sombra eres, y entre tu sal oscura
hay un mundo de luz amanecido.
(Alí Chumacero)


Ya hacía horas que el coche emitía un sonido extraño, de animal moribundo. El motor parecía un perro acatarrado. Aún así Jacob no quería detenerse hasta pasar los límites de Calipso X y entrar en la Zona Libre. El niño no había abierto la boca desde que lo recogimos en la gasolinera de Ben. Aún así hacía muecas cuando algún bache parecía que iba a dejar el coche sin ruedas o que parte de la carrocería saldría disparada y me miraba como si pidiera a Jacob que parara. Insistí: 
—¿Jacob, no crees que sería mejor parar un rato? 
—Una mierda. Tenemos detrás a media policía de Calipso y quizás a los moteros que había en la gasolinera. No pienso detenerme hasta que lleguemos a la playa.
—La playa... — repetí en voz baja. 
La playa sonaba a libertad, a empezar de nuevo, sin más temor que el de algún grupo de forajidos salvajes. Pues según Jacob me había contado se habían establecido allí comunidades de hombres y mujeres libres que se ayudaban entre ellos y no obedecían más normas que las que se autoimponían. Lejos de las leyes de Calypso y  de los peligros de la Zona de Nadie. 
—Está bien Jacob, pero quizás a este ritmo no lleguemos nunca a la playa.
—Tu no has estado en la playa Jes. Yo sí. Aunque sea la última puta cosa que haga en esta vida os llevaré a la playa. A tí y al niño. ¿Has conocido alguna puta vez un niño que no hable? Mi hijo no callaba nunca. Para que un niño no hable o bien es mudo, o le han cortado la lengua o es que ha visto o sufrido lo indecible. Cuando vea la playa seguro que sonríe. ¿Me recuerda a mi hijo sabes?
Fue la primera vez que Jacob me habló de su pasado. La primera y la última. No le pregunté mucho por el niño. Pues hablar de ello me arrastró a mis escasos recuerdos familiares, los que me quedaban tras el lavado de cerebro que había sufrido en las mazmorras de Calipso. Aún recordaba el olor profundo de la anestesia verde, la más efectiva y casi mortal. 
—¡Mierda! —gritó Jacob de repente. 
El coche pegó un brinco violento, furioso como la coz de un caballo. El bache casi nos sacó de circulación.  El auto pegó un derrape y dio un giro casi completo.
—¡Esa piedra podría habernos matado!
 —¡No exageres! — dijo Jacob reprendiendo mi comentario.
 —Si perdemos el carro no salimos vivos del desierto. Y lo sabes. Estás cansado, el coche va forzado, va a reventar —dije tratando de convencer a Jacob.
 —Ley número uno Jes. Yo soy el conductor.   

Nos peleamos un buen rato con el coche varado en aquel erial. En plena discusión vi que Jacob giró sus ojos hacia el niño que nos había escuchado cabizbajo y ahora parecía querernos decir algo. El niño alzó el brazo y con el dedo índice señaló un punto negro lejano que parpadeaba como un espejismo. Era una figura alta que caminaba rápido como huyendo de un fantasma, pues no había nadie en aquel páramo desolado. Jacob viró el coche hacía allí. Y a medida que nos acercamos pude ver un largo abrigo negro con destellos púrpura. Y una pequeña mochila que se agitaba bamboleándose contra el esbelto cuerpo.  Jacob pegó un grito: 
—¡Una chica!

Y entonces la distinguimos bien, con la cabellera negra y enroscada como una serpiente, su expresión dolorida, la tez blanca tostada por el sol y una sonrisa curva y ambigua. Y supimos que el destino iba a pegar un vuelco y que ella cambiaría nuestras vidas para siempre. 





Bernat Roca

dilluns, 26 d’octubre de 2015

Sansa, de cisne blanco a cisne negro

Sansa, de cisne blanco a cisne negro

"—Por derecho Invernalia le pertenece a mi hermana Sansa.
—¿Lady Lannister, queréis decir? ¿Tan ansioso estáis de ver al Gnomo sentarse en el trono de vuestro padre?
 —No—dijo Jon. 
—Bien. No sucederá mientras yo viva, Lord Nieve."
Danza de Dragones


Sansa en su faceta más oscura

Uno de los elementos más significativos del arco de transformación de Sansa Stark, especialmente en la ficción de HBO, es el cambio de vestuario al que es sometida por Petyr Baelish, mentor oscuro de Sansa y titiritero mayor de Poniente. El cambio de vestuario a raíz de la trama en el Nido de Águilas. Este cambio estético viene a reforzar el cambio de carácter de Sansa (de princesa soñadora, inexperta y llorona a conspiradora fuerte  y aspirante a Reina del norte). El problema radica en que ese cambio, producido a finales de la 4ª temporada se vio truncado por la evolución del personaje en la 5ª temporada, donde Sansa, aparte del empujón mortal a Myranda, donde se enfrenta a su propia Sombra, se mostró otra vez como el rehén frágil de los Bolton y Petyr. 
     Esa contradicción en las tramas impidió lo que, según el parecer de muchos, parecía una radical transformación del personaje de Sansa. Esta contradicción se produjo a mi entender por el problema que se crea al enviar a Sansa al Norte a realizar el papel de Jeyne Poole en los libros. En las novelas Jeyne, hija mayor del mayordomo de Invernalia y amiga de Sansa, es utilizada por los Lannister como si esta fuera Arya Stark para ser casada con Ramsay Bolton. Allí es ayudada por Theon Greyjoy (Hediondo) a escapar siendo acogidos ambos en el campamento de Stannis Baratheon (algo que no sucede en la serie porque el ejército del Rey en el Mar Angosto es destrozado por la caballería de los Bolton y el destino de Stannis es desconocido aunque todo parece indicar que ha muerto a manos de Brienne de Tarth). 
         En su aprendizaje Sansa tiene dos mentores principales: El Perro, en un diálogo que ya tratamos anteriormente, y sobretodo Petyr Baelish. Recordemos el fragmento de Choque de Reyes entre Sansa y Sandor Clegane:

Alas oscuras palabras oscuras
-Los dioses nos crearon a todos. (Sansa)
 -A todos -se burló Sandor-. Díme pajarito, que tipo de dios crearía un monstruo como el gnomo? Si hay dioses, crearon las ovejas para que los lobos se las comieran, y crearon a los débiles para que los fuertes jugaran con ellos.
-Los auténticos caballeros protejen a los débiles.
-No Hay auténticos caballeros -dijo el Perro resoplando -, así como no hay dioses. Sino te puedes proteger sola, muere y sal del medio para los que sí pueden. El acero afilado y los brazos fuertes gobiernan este mundo, no te creas otra explicación.
-Sois horrible. -Sansa se echó para atrás.
-Soy sincero.´Es el mundo que es horrible. Ahora vete pajarito, estoy harto de que me mires.

Petyr, personaje impresionante y ambiguo, trepador político, maquiavélico y herido en sus adentros. Padre adoptivo de Sansa, a la que utiliza como peón para hacerla Reina. ¿Cual es su objetivo? Recordemos un diálogo de Festín de Cuervos:

—¿Si Lord Nestor valora más el honor que el provecho? —Petyr la rodeó con un
brazo—. ¿Qué pasará si quiere la verdad, si quiere justicia para su señora asesinada? —
Esbozó una sonrisa—. Conozco bien a Lord Nestor, cariño. ¿Crees que voy a permitir
que le haga daño a mi hija?
«No soy tu hija —pensó—. Soy Sansa Stark, hija de Lord Eddard y Lady Catelyn,
de la sangre de Invernalia.» Pero no lo dijo. De no ser por Petyr Baelish, habría sido ella
en vez de Lysa Arryn quien habría caído al vacío, al cielo frío y azul, hacia la muerte
entre las piedras, doscientas varas más abajo. «Qué valiente es.» Sansa habría deseado
tener aquel mismo valor; lo único que quería era volver a meterse en la cama,
esconderse bajo la manta y dormir, dormir, dormir.
Siempre debe haber
un Stark en Invernalia

Y su caballero protector no es un hombre sinó una mujer corajuda y fortachona llamada Brienne de Tarth.
Se preguntó si Sansa Stark también tendría frío, estuviera donde
estuviera. Lady Catelyn le había dicho que Sansa era una niña dulce a la que le
encantaban los pastelillos de limón, las túnicas de seda y las canciones de caballería,
pero aquella niña había visto como decapitaban a su padre, y luego la habían obligado a
casarse con uno de los asesinos.

Carl Jung, maestro
del inconsciente
Se supone que Sansa en su transformación debe desarrollar su parte oscura, reprimida por la educación que ha recibido y por los ideales caballerescos que ha idealizado, especialmente en el caso de los hombres. Pues Sansa idealiza a su padre Eddard y sus hermanos. Para Carl Jung, discípulo de Sigmund Freud, la Persona no es más que una máscara del Ego (el Yo idealizado de quien debemos ser a ojos de los demás en función de los valores adquiridos) que cubre el Ánima, complementaria de la actividad consciente, y la Sombra (la parte reprimida donde se agolpan nuestros instintos más primarios). Para llegar a la Individuación hace falta integrar en el SELF tanto el Ánima como la Sombra. Según Jung hay dos riesgos potenciales en esa relación entre Persona y Ánima: 

  • La sobreidentificación con la Persona, el ego se identifica totalmente con la máscara. El individuo se preocupa excesivamente en adaptarse al mundo social convenciéndose de que la imagen construida constituye la totalidad de su personalidad.
  • El desentendimiento de la persona, el yo se identifica con el Ánima o Ánimus. No se presta suficiente atención al mundo exterior ocupándose exclusivamente del mundo interior. Se genera una satisfacción narcisista en detrimento de las demás personas, siendo desconsiderado, ciego y desconectado de los demás. La renuncia a este posicionamiento vendrá forzada por los duros golpes del destino. 

Sansa ante el espejo, luces y sombras


Como podemos ver la segunda situación encaja en el camino hacía lo oscuro, lo interior que se produce en Arya Stark. Renuncia a la vida y abraza la muerte. Una muerte interior a la que rinde culto hasta perder la identidad en nombre de la venganza. La primera descripción encaja con la de Sansa antes de su transformación, incluso con la de Jon Nieve antes de conocer a Ygritte. Básicamente, hay que tener en cuenta que la personalidad no se escoge sino que se descubre y desarrolla. Para Jung, algo que no todo el mundo comparte, esta personalidad tiene una parte que es innata y que se corresponde a un arquetipo interno con el que debemos conectar, pero no identificarnos en exceso. Pues el arquetipo nos ilumina en nuestro camino, pero la luz en exceso también ciega. Hay luz porque hay sombra.

Nina ante el espejo

Natalie Portman, Cisne Negro
Otra historia donde el conflicto con la Sombra se hace explícito es Cisne Negro de Aronofsky  e interpretado por la exquisita Natalie Portman. En el film  la bailarina Nina debe integrar a su parte oscura, reprimida, para merecer el papel de Cisne Negro en la obra de Tchaikovski. Ese proceso no exento de riesgo, el de la integración de la Sombra era, como Jung sabía muy bien, muy peligroso porque en ese proceso uno corría el riesgo de perderse a si mismo. Algo que el psicólogo William James, fundador del Pragmatismo, también había experimentado y que probablemente explique porque decía que el hombre usaba el 10% de su cerebro. James no hablaba tanto de las capacidades conscientes o intelectuales sino de la energía oculta en el inconsciente. Para Jung la Sombra es la materia prima, el Oro que permite desarrollar el Lapis Philosophorum, de la personalidad propia y plena. En palabras de Jung, uno no se ilumina imaginando figuras de luz, sino haciendo la oscuridad consciente. 


La Mano del Rey